¿Hay que dejar de tomar café cada dos meses?

La “descarga” de cafeína puede ser una buena estrategia para maximizar los beneficios de la bebida

Una taza de café
Una taza de café FOTO: La Razón La Razón

El café es la bebida de referencia para muchos. Una taza de esta bebida, por ejemplo, en una mañana fría y lluviosa puede alegrarnos en un breve espacio de tiempo antes de afrontar el día. Cuando llega el mal tiempo, además, un café cargado o al gusto de cada uno, todavía sabe mejor si nos ayuda a activarnos y entrar en temperatura.

El café cuenta con muchos beneficios para la salud. Además, esta bebida ha sido muy analizada en los últimos años debido a sus grandes propiedades. España es uno de los principales países consumidores de café en el mundo, algo a destacar en la feroz batalla que disputan el té y el café.

Aunque haya habido investigaciones que han elaborado los horarios donde tomar café puede ser mejor, cada uno decide tomarse uno cuando le apetece. Aun así, se debe tener especial cuidado si lo tomamos con cafeína a partir de ciertas horas o podemos correr el riesgo de no dormir.

Descarga de cafeína

El café encierra muchas curiosidades. La bebida es la segunda más consumida del mundo, solamente superada por el agua. Además, cabe destacar que cada día se elaboran más de tres mil millones de tazas de café en todo el mundo, un dato espectacular.

Algunas personas, incluso, toman más de dos y tres tazas cada día. En muchas ocasiones lo hacen por puro placer, aunque en la mayoría de casos es para tener más energía.

El doctor y divulgador Antelm Pujol expone que “la cafeína nos despierta, mejor nuestro rendimiento cognitivo y deportivo e induce una mayor liberación de neurotransmisores como la dopamina o la serotonina”. Sin embargo, el especialista destaca que con el paso del tiempo “nos volvemos resistentes”, es decir, perdemos sensibilidad a los efectos de la cafeína.

Según el doctor, esta desadaptación se debe a que la cafeína puede unirse al mismo receptor que la adenosina disminuyendo la activación de los receptores encargados. Ante este descenso necesitamos con el paso del tiempo dosis mayores para poder sentir los efectos del café en nuestro organismo.

Así las cosas, con esta adaptación es muy recomendable realizar una “descarga” de cafeína. El doctor, además, propone cómo hacerla de forma segura para minimizar los posibles efectos de dejar la cafeína como las cefaleas.

Cada dos o tres meses Pujol recomienda realizar esta descarga que dura alrededor de dos semanas. Así, durante los primeros días debemos reducir la dosis habitual al 50%. Entre el día 3 al 5 esta se rebaja al 25% y del 6 al 14 no consumiremos nada. Esto deberemos repetirlo cada dos o tres meses si deseamos volver a tener todos los beneficios del café en nuestro cuerpo.

Además, el doctor recuerda que si deseamos maximizar nuestro descanso no deberemos tomar café seis o siete horas antes de irnos a dormir para evitar posibles interferencias.