Quién era Enrique Garcerán, el prometedor chef español muerto en Puerto Rico

El madrileño, de 34 años, tenía dos hijos, se formó en una prestigiosa escuela de Londres y su afán por conocer las distintas culturas gastronómicas le llevaron a Tailandia, Bolivia, y República Dominicana

El cocinero madrileño Enrique Garcerán entre fogones
El cocinero madrileño Enrique Garcerán entre fogones FOTO: La Razón (Custom Credit)

El chef Enrique Garcerán, de 34 años y padre de dos niños pequeños, se había instalado en Puerto Rico en 2018, donde había comenzado a consolidar su prometedora carrera como chef, cuando un fatal accidente de tráfico acabó con su vida el pasado martes. A las 11:03 horas, conducía su Jeep Gladiator a gran velocidad por las calles de Ponce, al llegar a la avenida Juan Ponce de León de la urbanización Las Delicias perdió el control del vehículo, impactó contra un árbol y salió despedido contra la verja de una residencia. La violencia del accidente le provocó daños de gravedad y los sanitarios desplazados hasta el lugar de los hechos no pudieron hacer nada por salvarle la vida.

Garcerán era un apasionado de la cocina. Nacido en Madrid logró ingresar en el prestigioso Instituto Le Cordon Bleu de Londres, donde sacó a relucir todo su talento y obtuvo el Grand Diplome en Artes Culinarias. Sus ganas de aprender y de conocer las distintas cocinas del mundo hicieron que se trasladara a Bangkok, donde se especializó en cocina tailandesa. Después, el destino le llevó hasta Bolivia donde ejerció como profesor de gastronomía.

Fue precisamente en América Latina donde comenzó a forjar su fama como chef. Trabajó durante siete años en hoteles y restaurantes de la República Dominicana, como El Embajador, Casa de Campo o el prestigioso restaurante Mijas. Fue precisamente allí donde conoció al empresario hotelero Abel Misla Villalba, que buscaba un chef de renombre internacional para lanzar el Baleares, que debía convertirse en el verdadero corazón del renovado Meliá Century Hotel.

Garcerán aceptó el reto y llegó a Puerto Rico en 2018, donde puso en marcha una carta mediterránea, que ofrecía a los comensales una oferta gastronómica que fusionaba la comida mediterránea y la local, una mezcla de sabores clásicos con toques sofisticados, una experiencia con una amplia gama de sabores, aromas y texturas.

Con el proyecto ya en marcha, el chef español emprendió otro proyecto de la mano del empresario Javier Bustillo en el prestigioso restaurante Níspero Asador, Vinos & Coctelería. La noticia conmocionó al mundo de la gastronomía. Su socio, se despidió del él con un post en el muro de Facebook del restaurante:

“La Familia de Níspero y su propietario Javier Bustillo lamentan la irreparable pérdida de nuestro Chef y Amigo Enrique Garcerán. Nuestro corazón está destrozado. Nuestro más sentido pésame a sus familiares y amigos. Enrique, tu pasión por la cocina, tu insaciable sed y amor por el trabajo te permitieron conquistar el corazón de tus comensales. Tu determinación y liderazgo te llevaron por todo el mundo, dejando una huella en cada continente que visitaste. Siempre te recordaremos y agradeceremos tu aportación a la industria gastronómica de Puerto Rico. Descansa en paz, Chef Garcerán”, indicaba Bustillo en el muro de Facebook del restaurante.

Causas del accidente del chef español

Los investigadores trabajan para esclarecer las circunstancias del accidente y tratan de saber si sufrió algún tipo de problema de salud antes de sufrir la colisión mortal. Según explicó Bustillo, minutos antes del accidente, Garcerán le llamó para decirle que había sufrido un ataque de asma que no se le pasaba y que se dirigía hacia un hospital, pero no llegó a recibir atención médica.

La familia española de Galcerán viajó a Puerto Rico para recoger los restos del chef español y repatriar sus restos mortales.