Alerta sanitaria: problemas de suministro de medicamentos trombolíticos en España ante el aumento de demanda

Estos fármacos están destinados al tratamiento trombolítico ante infarto agudo de miocardio, embolia pulmonar o ictus

imagen de un infarto al corazón
imagen de un infarto al corazón FOTO: dreamstime Dreamstime

El aumento de la demanda de los medicamentos trombolíticos en España está ocasionando problemas de suministro, según ha informado este viernes la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). En concreto, se trata de las diferentes presentaciones de ‘Metalyse’ y ‘Actilyse’, fármacos fibrinolíticos comercializados por Boehringer Ingelheim.

‘Actilyse’ se utiliza para tratar enfermedades causadas por la formación de coágulos de sangre dentro de los vasos sanguíneos, incluyendo: infarto agudo de miocardio, embolia pulmonar aguda masiva o ictus isquémico agudo. Por su parte, el tratamiento con ‘Metalyse’ está indicado para ataques al corazón en las 6 horas siguientes a la aparición de los síntomas.

Según informa la agencia en un comunicado, se está produciendo un aumento de la demanda de ‘Metalyse’ 8.000 unidades. Polvo y disolvente para solución inyectable. 1 vial + 1 jeringa precargada de disolvente; ‘Metalyse’ 10.000 unidades. Polvo y disolvente para solución inyectable, 1 vial + 1 jeringa precargada de disolvente; ‘Actilyse’ polvo y disolvente para solución inyectable y para perfusión, 1 vial 20 mg + vial de disolvente; y ‘Actilyse’ polvo y disolvente para solución inyectable y para perfusión, 1 vial 50 mg + vial de disolvente.

Debido a que su capacidad de producción es “limitada”, la compañía está realizando una “distribución controlada” de las unidades disponibles de estos medicamentos hasta que pueda aumentar su fabricación, tal y como detalla la AEMPS, dependiente del Ministerio de Sanidad. Mientras tanto, y con el objetivo de llegar a un mayor número de pacientes, la compañía ha priorizado la fabricación de ‘Actilyse’, que cubre un mayor número de indicaciones, en decremento de ‘Metalyse’. Dentro de ‘Actilyse’, se ha priorizado la fabricación de la presentación de 20 mg frente a la de 50 mg para poder ajustar dosis y evitar así pérdidas innecesarias de producto.

La AEMPS, por su parte, ha consultado con las sociedades científicas directamente implicadas en el uso de fibrinolíticos para optimizar el uso de las unidades disponibles. Junto con la Sociedad Española de Neurología (SEN), la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) y la Sociedad Española de Nefrología (SEN), la Agencia ha consensuado unas recomendaciones sobre el uso de fibrinolíticos dada la escasez actual de alteplasa y tenecteplasa.

En concreto, han establecido que el uso de alteplasa se debe limitar a sus indicaciones autorizadas: ictus isquémico, infarto de miocardio y tromboembolismo pulmonar (TEP) de alto riesgo. Además, tenecteplasa se debe limitar a su indicación autorizada: infarto de miocardio. También detalla que el uso de uroquinasa se debe considerar como alternativa a la alteplasa para TEP de alto riesgo y también para desobstrucción de catéteres (de manera preferente a otros fibrinolíticos). No se debe usar la alteplasa o tenecteplasa fuera de sus indicaciones autorizadas. En particular, se desaconseja su uso fuera de indicación para la desobstrucción de catéteres.

En cualquier caso, recuerda que es posible disponer de reteplasa, medicamento no comercializado en España, como alternativa en bolus a la tenecteplasa (ej.: en UCI móviles). Para ello, es necesario evaluar las necesidades concretas y contactar con el Servicio de Medicamentos en Situaciones Especiales de la AEMPS (MSE), que será el encargado de informar sobre la disponibilidad del medicamento y las condiciones de adquisición.