Educación

España, a la cola de la UE en gasto en educación superior

Los alumnos de las universidades públicas de Madrid y Cataluña pagan las matrículas más elevadas

Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona 22, en Barcelona, Cataluña (España).
Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona 22, en Barcelona, Cataluña (España). FOTO: David Zorrakino Europa Press

El Informe de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD) 2021/2022 pone de manifiesto la falta de financiación suficiente del sistema universitario y la diferencia de costes que asumen los alumnos en función de la comunidad autónoma, universidad y titulación que eligen para cursar sus estudios. La creciente temporalidad y edad del personal docente e investigador, y la baja internacionalización de la universidad española son otras de las conclusiones principales.

El gasto en educación superior en España es inferior a la media de países de su entorno: según la publicación de la OCDE «Education at a Glance 2021», en 2018 el gasto español por alumno fue de 13.800 dólares, un 18,8% inferior a la media de los países de la OCDE. Este gasto en educación superior supone el 1,26% del PIB español frente al promedio del 1,43% de la OCDE.

Entre 2012 y 2018 el PIB español creció un 12,8%, pero el gasto público en educación superior apenas se incrementó un 1%. Además, según datos de la European University Association, los fondos públicos para las instituciones públicas de educación superior españolas disminuyeron un 20% en términos reales entre 2008 y 2020. El descenso fue el tercero más elevado; una desinversión que, según apunta el Informe CYD, no se observa en países como Francia o Alemania.

Montse Álvarez, miembro del gabinete técnico de la Fundación CYD, explicó al presentar el trabajo que «uno de los problemas evidentes del sistema universitario español es la falta de una financiación suficiente, por lo que España queda por debajo de los países europeos y de la OCDE en el indicador de gasto por alumno o respecto al PIB, así como en la ratio de gasto por alumno respecto al PIB per cápita. Esta limitada inversión, junto a los problemas de gobernanza y autonomía, condicionan la competitividad del sistema universitario español».

El 19,5% de los ingresos de las universidades públicas se debe a las tasas, precios públicos y otros ingresos, y supone una aproximación al esfuerzo financiero que realizan los usuarios del sistema universitario público. Por regiones, Madrid y Cataluña registran los valores más elevados en 2020. Con el indicador más reducido están las islas, Canarias y Baleares, y Andalucía.

Si se analizan las universidades que más recaudan por alumno en el capítulo de tasas, precios públicos y otros ingresos, en las tres primeras posiciones aparecen tres universidades madrileñas: la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad Carlos III de Madrid, a las que siguen la Universitat Politècnica de Catalunya, la Universidad Autónoma de Madrid y la Universitat Politècnica de València, todas con valores superiores a los 3.000 euros/ alumno. En el otro extremo, con menos de 1.200 €/alumno, están las universidades de Las Palmas de Gran Canaria, Cádiz, A Coruña, Sevilla, Vigo, La Laguna y Huelva.

En el curso 2021-2022 el precio medio de la primera matrícula de grado (en los centros propios de las universidades públicas) fue de 17,32 euros, con una variabilidad que va desde los 23 euros por crédito de Madrid y Cataluña hasta los menos de 12 euros de Galicia y los 12,3-12,6 euros de Asturias, Canarias y Andalucía. Por otra parte, el precio de la matrícula de máster habilitante para el ejercicio de una profesión regulada fue de 21,18 euros en 2021-2022, con máximos en Madrid y Cataluña de 30,4 y 27,7 euros y mínimos en Andalucía (13,7 euros), Galicia y Canarias (por debajo de 13 euros).

Por ámbitos de estudio, los precios medios de la primera matrícula iban desde poco más de 20 euros el crédito de los ámbitos de Informática, Sector Primario y Veterinaria hasta un importe inferior a 15 euros en Educación y Negocios, Administración y Derecho. Por subámbitos, el precio más elevado lo registraba el crédito de Informática (20,42 euros) y Medicina (20,33 euros por crédito) y los más baratos, menos de 14,4 euros/crédito, se encontraban en titulaciones de Trabajo Social y Orientación, Derecho y Administración y Gestión de empresas.

En el curso 2020-2021, 223.387 personas estaban empleadas en el sistema universitario español: el 58,2% profesorado docente e investigador (PDI), el 29,3% personal de administración y servicios (PAS) y 12,5% personal investigador. En los últimos 5 años, el profesorado docente e investigador (PDI) ha crecido un 7,9% (16,7% en las privadas y 6,4% en las públicas). El 83,8% del PDI corresponde a universidades públicas, donde el porcentaje de profesionales en régimen permanente ha disminuido y los profesores asociados representan el 35% del PDI, suponiendo un 13% más que hace 5 años.