MENÚ
sábado 17 agosto 2019
09:56
Actualizado

Al menos 800 bebés de vientres de alquiler podrán ser registrados

  • El ministro de Justicia, Rafael Catalá, hoy en el Congreso de los Diputados
    El ministro de Justicia, Rafael Catalá, hoy en el Congreso de los Diputados

Tiempo de lectura 4 min.

11 de diciembre de 2014. 23:50h

Comentada
11/12/2014

Y Catalá ha cumplido. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, anunció ayer en el Pleno del Congreso de los Diputados que la reforma del Registro Civil incluirá la inscripción de los nacimientos por gestación subrogada, conocido vulgarmente como «vientre de alquiler», tal como aseguró a la asociación Son nuestros hijos el pasado mes de julio. «Nos reunimos con su predecesor en julio y nos aseguró que lo presentaría como enmienda», afirma Antonio Vila-Coro, presidente de la entidad. De acuerdo con lo acordado, la enmienda incluye dos puntos básicos: el reconocimiento de la filiación de sus hijos; es decir, que se reconozcan los mismos progenitores que aparecen en la partida de nacimiento del país donde nació y, en segundo lugar, que se pueda acceder al Registro Civil por trámite administrativo. Y es que esta demanda ya contaba con más de 85.000 firmas de apoyo. Este mero trámite es el que permite que el menor obtenga la nacionalidad española y, por tanto, el DNI y el pasaporte.

En la mayoría de los registros se inscribían a los menores sin problemas hasta febrero del pasado año, cuando la Sala Civil del Tribunal Supremo rechazó el registro a dos menores nacidos por gestación subrogada en California (EE UU). El principal argumento que esgrimió el magistrado es que la legislación española prohíbe la gestación por sustitución, al margen de su coste. Y es que la legislación española determina que la filiación de los hijos que han nacido por un embarazo subrogado la determina el parto, por lo que no es legal que dos hombres figuren como padres.

Tras este varapalo para las familias, fue el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo el que volvió a darles la razón tras condenar a Francia por no reconocer a niños nacidos de un vientre de alquiler en Estados Unidos. Tras la respuesta de Europa, lo único que ha hecho el Gobierno español es cumplir la doctrina. «Con esta decisión del mes de junio, el dictamen del Supremo cae por su propio peso», afirma Vila-Coro, uno de los fundadores de la asociación que, hace cinco años se trasladó a Estados Unidos para cumplir su sueño de ser padre.

A pesar de que son muchos los padres que optan por esta vía, «estimamos que entre 500 y 1.000 niños al año», no existen datos oficiales, ya que «en el registro no se contabilizan». Muchas de las parejas que optan por esta vía para poder ser padres son homosexuales, aunque también viajan al extranjero parejas heterosexuales con problemas de fertilidad, como el caso de Marta y Antonio que, tras un embarazo normal, unas semanas antes de dar a luz la tuvieron que extirpar el útero tras haber perdido a su bebé. Su historia fue la que impulsó al creación de la Asociación por la Gestación Subrogada en España, que ha elaborado una Iniciativa Legislativa Popular para que se legalice en nuestro país. Y es que tener un hijo en Estados Unidos con un embarazo por sustitución supera los 150.000 euros y pocos pueden permitírselo. «Yo sólo podría tener otro hijo si se aprobara aquí», afirma el responsable de No sin mis hijos. Tanto él como Aurora González, secretaria de la asociación que impulsa la iniciativa, coinciden en que «la modificación en el registro es la antesala para elaborar una norma que permita la gestación subrogada en nuestro país. No tiene sentido que se permita hacer fuera y aquí no», declara González.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs