MENÚ
lunes 21 octubre 2019
14:50
Actualizado

Las veganas de las "gallinas violadas" vuelven a la carga: "Cada vaso de leche es un bebé robado"

El colectivo "Almas Veganas" ha "retwiteado" un mensaje de Santuario Vegan en el que piden acabar con la exclavitud de las vacas y la separación de sus hijos.

  • Imagen del vídeo publicado en Twitter
    Imagen del vídeo publicado en Twitter

Tiempo de lectura 4 min.

11 de octubre de 2019. 13:08h

Comentada
I. Trujillo 11/10/2019

ETIQUETAS

El colectivo de liberación animal "Almas Veganas" alcanzó una gran popularidad este verano tras publicar un vídeo en el que denunciaban la "esclavitud de los huevos" y defendían que los gallos debían ser separados de las gallinas ante los continuos casos de violación.

Las imágenes plagadas de delirantes argumentos contra la violación de las gallinas y el robo de huevos a sus legítimas dueñas corrió como la pólvora por las redes sociales y suscitó comentarios de todo tipo, icluida la respuesta de un joven granjero que también se volvió viral.

Ahora el colectivo, que se define como antiespecista, transfeminista y libertario, vuelve a la carga con una reivindicación que ya han reiterado durante los últimos años: Acabar con el consumo de leche de vaca que libere a estos animales de ser "oprimidos", "violados", explotados y separados de sus hijos. "Los animales NO son ESCLAVOS. No son recursos. Dejemos de destruir sus vidas", argumentan.

Hace unos días, en el perfil oficial de "Twitter" de Almas Veganas se recuperaba esta lucha que viene de lejos. En el mensaje, publicado el pasado 3 de octubre, denuncian que "cada vaso de leche supone un bebé robado" y se preguntan "¿De verdad merece la pena tanto sufrimiento?".

La publicación ha sido "retwiteada" cientos de veces y cuenta con más 600 "Me gusta" y decenas de comentarios para todos los gustos. Las respuestas van desde los que piden parar la barbarie hasta los que califican de "locura" los argumentos del colectivo animalista y defienden la labor de los ganaderos.

No es la primera vez que desde el feminismo se pide un boicot contra el consumo de lácteos porque "las vacas también son mujeres". El pasado mes de marzo ya generó una polémica un vídeo publicado por una activista en el que se reclamaba respeto para las "compañeras vacas oprimidas" y tachaba de machismo el acto de ordeñarlas. Muchos usuarios vieron en este vídeo el claro ejemplo de lo que pasa cuando se mezclan conceptos legítimos (la lucha por la igualdad de sexos y la defensa de los derechos de los animales), se llevan demasiado lejos y se meten en una coctelera.

El pasado mes de abril, un restaurante vegano de Tarragona también se sumaba a esta campaña y prohibía a las madres dar el biberón a su hijos en el restaurante. "Nos gustan las madres, las de todas las especies. Por eso no nos gustan los biberones de leche de vaca. Por favor, no le des en el restaurante. ¡Gracias!", argumentaban.

Equiparar vacas con mujeres o los derechos laborales de los humanos con los que deben tener las abejas "exclavizadas" en sus colmenas por la abeja reina son argumentos repetidos desde hace años... ¿Qué será lo próximo?

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs