Antonio del Castillo no volverá a participar en las búsquedas de la Policía

La búsqueda en La Majaloba es la última en la que ha participado Antonio del Castillo
La búsqueda en La Majaloba es la última en la que ha participado Antonio del Castillo

Después del revuelo mediático surgido en la última exploración de la finca de La Majaloba el pasado verano, Antonio del Castillo decidió dar un paso atrás para no perjudicar las investigaciones. Consciente de que es un personaje conocido por todos y que su presencia alerta de forma inmediata a los medios de comunicación, le comunicó al responsable de la investigación que cuando iniciaran nuevas búsquedas no se lo comunicaran, para no atraer a la prensa y que puedan trabajar con mayor tranquilidad.

Según ha informado "El Programa de Ana Rosa", la Policía ha vuelto a rastrear la zona de Camas, un lugar que ya fue inspeccionado hace tres años y en el que también se utilizaron máquinas excavadoras. Los agentes se han decantado por esta posibilidad debido a que durante el "test de la verdad"al que se sometió Carcaño la semana pasada detectaron que al ver una imagen de la zona de Camas, muy cerca de la vivienda de Miguel Carcaño, la onda P300 tuvo una variación significativa.

Una variación que también se produjo al tener delante otra fotografía de La Majaloba, lugar en el que los investigadores consideran más factible que se encuentre el cuerpo de Marta, después de la séptima versión de los hechos dada por el único condenado por el asesinato de la joven sevillana, a la que es fácil llegar desde el piso de León XIII sin ser vistos y en el que había unas obras de canalización que habrían permitido ocultar el cuerpo sin ser detectados.

Sin embargo, esta finca situada en la localidad de La Rinconada no puede ser explorada porque el maíz, el mismo que retrasó la búsqueda el pasado verano, ha vuelto a crecer y hasta que no se conozca el informe definitivo del "test de la verdad"no se tomará ninguna decisión. La búsqueda en Camas no le ha sido comunicada a la familia que, según Antonio del Castillo, no significa nada. "Yo hablo periódicamente con ellos y sé que siguen trabajando. Después de lo de La Majaloba, le dije al comisario que no me avisaran cuando iniciaran una nueva búsqueda para que puedan trabajar con tranquilidad. Me imagino que cuando acaben, me dirán algo, pero prefiero quedarme a un lado y no perjudicar la búsqueda". Esta decisión de Del Castillo no ha sido fácil porque "a mí me gusta estar con ellos para ver si hay alguna novedad o por si puedo servir de ayuda en un momento dado, pero soy consciente de que mi presencia provocaría que la zona se llenara de medios de comunicación y puede perjudicar el trabajo de la Policía. Con saber que siguen trabajando, a mí me vale"", afirmó a larazon.es.