MENÚ
miércoles 26 septiembre 2018
06:32
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Cazadores de eclipses

En España existen al menos un centenar de aficionados que no dudan en coger una maleta para disfrutar de estos fenómenos de primera magnitud. Ya sea China, París, Libia, Zambia o Namibia. Esta noche nos llamará la atención la Luna, que saldrá ya eclipsada.

  • El aficionado Antonio del Solar
    El aficionado Antonio del Solar
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

27 de julio de 2018. 02:03h

Comentada
Belén Tobalina Madrid. 27/7/2018

Esta noche nos llamará la atención la Luna. Cuando salga, habrá todavía mucha luz ambiente puesto que el Sol se ocultará escasos minutos después. Habrá que esperar aún más para vislumbrar la Luna, que cuando salga «lo hará estando ya eclipsada debido al reducido brillo rojizo que tendrá nuestro satélite», nos hacen hincapié desde el Planetario de Madrid.

El inicio de la penumbra tendrá lugar a las 19:15 horas en España (17:15 horas de Tiempo Universal), aunque no será hasta las 21:30 cuando empezará el eclipse total, que alcanzará su máximo esplendor a las 22:21, momento en el que será completamente visible desde cualquier lugar del territorio nacional, según informa el Instituto Geográfico Nacional (IGN). Lo hará a sólo 7º por encima del horizonte, y un grado es lo que ocupa sobrepuesto al cielo la uña del dedo meñique teniendo el brazo estirado.

La India y Oriente Medio serán los mejores lugares para observar el eclipse completo. En España, «cuanto más al sureste mejor se verá, es decir, en Murcia», explica Alberto Martos, ingeniero técnico de telecomunicación que trabajaba desde el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) para la Agencia Espacial Estadounidense (NASA).

Este fenómeno terminará a las 23:13 horas (a las 00:19 horas el parcial), con la Luna a 15 grados sobre el horizonte. Es decir, el eclipse, en su conjunto, tendrá una duración de algo más de seis horas (6 horas y13 minutos para ser exactos). A partir de ese momento, el satélite comenzará a salir del cono de sombra de la Tierra hasta que finalice el eclipse.

La fase de totalidad: 103 minutos, lo que le convierte en el más largo de este siglo, aunque sólo sea por unos cuantos minutos. Un titular al que los expertos no le restan importancia.

Estos horarios los tienen bien presentes los cazadores de eclipses. Hay gente que se programa las vacaciones para ver eclipses totales de Sol. De Luna, menos. Uno de ellos es Jaime Izquierdo, que explicará «vía sky-live.tv el eclipse total de Luna desde Namibia», afirma. Se ha trasladado hasta allí para observar y registrar este fenómeno. Está hasta arriba y sin wifi por lo que nos pide hablar con algún otro compañero.

El astrónomo aficionado Antonio del Solar, miembro de la Agrupación Astronómica de Madrid (AAM), explicará los detalles del eclipse total de Luna desde la torre del Planetario de la capital, quién hasta allí se acerque podrá ver el eclipse en todo su esplendor gracias al montaje que se realizará.

Del Solar explica que él habrá «visto entre 35 o 40 eclipses solares y lunares». En su «maleta de viaje» destaca su escapada a la República de Zambia y a Libia para cazar eclipses. El resto, por España, muy cerca de Madrid.

«En el eclipse solar de Libia vimos cómo la sombra que proyecta la Luna venía a una velocidad impresionante. Al no haber obstáculos, en pleno Sáhara, fue impactante», recuerda Antonio.

«Se me pusieron los pelos de punta. Nada más producirse el eclipse, la temperatura bajó notoriamente, había 10 grados menos. En Zambia, lo que me llamó la atención fue el comportamiento de los miles de pájaros que había. Antes del eclipse estaban cantando, un canto que se fue callando cuando empezó el eclipse solar hasta estar totalmente en silencio cuando fue el total. Cuando salió la luz otra vez se pusieron a cantar. Allí, al no ser desierto la temperatura bajó menos, descendería unos 3,5 grados», calcula Antonio.

Martos también fue al de Zambia y Libia, así como a París y dos en China. «Ver un eclipse es observar un espectáculo de primera magnitud que puede dar la naturaleza fuera de la Tierra».

Él se queda con Zambia porque «fue la primera vez que vi un eclipse limpio de nubes desde el principio hasta el final». Los peores: «el de París, por las nubes, y el último de China porque pilló zona y época de monzones».

Del Solar tuvo suerte. Dos viajes fuera de España y los dos impresionantes. A los que fue muy bien equipado, para algo tiene un taller de reparación de material fotográfico:10 cámaras, un telescopio, una videocámara. Y no se llevó más por el problema del sobrepeso, «no por el precio, sino porque la aerolínea al ir tantos no nos dejó», matiza.

«Tuve la suerte de que no estaba nublado», porque el peor eclipse es el que por culpa de las nubes uno no puede ver. Una afición que tiene cada día más adeptos: «Habrá unos 100 en España que no se pierden ningún eclipse», calcula Antonio del Solar.

«Un amigo mío –prosigue– se fue a Australia a ver un eclipse que duró solo 30 segundos, cuando lo normal es que el solar dure entre tres y cinco minutos. Por cierto, que antes del eclipse total de Luna, 14 días antes, ha habido uno de Sol, lo que pasa es que no lo hemos visto desde España», apunta.

Una afición para la que hay que reservar un buen pico de dinero. «El de Libia nos costó unos 2.000 euros, el de Zambia creo que no llegó a 1.800, pero el viaje que se hicieron unos compañeros de la Agrupación a Yellowstone costaba 4.500 euros por persona».

Por cierto, cuando comience la observación, además de disfrutar del eclipse podremos, según informa el Planetario de Madrid, ver Venus, que se distinguirá hacia el horizonte oeste, aún inmerso en la luz crepuscular. Podremos verlo hasta las 23:33 horas.

Más alto sobre el horizonte también podremos ver a Júpiter, encaminándose hacia el horizonte oeste. Saturno, en cambio, será visible durante todo el evento.

La Luna será nuestro aliado para encontrar a Marte, que saldrá por el sureste coincidiendo con el comienzo de la observación.

Y todo ello sin necesidad de gafas o de algún tipo de precaución porque el eclipse total de Luna es un fenómeno inocuo. No es necesario, por tanto, ningún equipamiento especial. Lo que hay que elegir es un lugar elevado o donde se divise el horizonte sin nubes ni edificios.

«El único requisito es que el tiempo acompañe y el cielo esté despejado», precisan desde «Eltiempo.es». «Las previsiones indican que será así en gran parte de la Península y Baleares. Tan sólo se espera nubosidad importante para esa noche en el norte peninsular. En el Cantábrico y puntos del interior norte se espera que haya nubes de tipo bajo. En Canarias puede haber algunas nubes bajas al norte del archipiélago, pero en el resto, cielo despejado».

Se confirma la teoría de la relatividad de Einstein

Científicos han confirmado por primera vez, gracias a las observaciones llevadas a cabo con el telescopio VLT del Observatorio Europeo Austral (ESO), los efectos predichos por la Teoría de la Relatividad General de Einstein sobre el movimiento de una estrella que pasa por el intenso campo gravitatorio que hay cerca del agujero negro supermasivo del centro de la Vía Láctea. Nuevas observaciones infrarrojas han permitido a los astrónomos seguir a una de estas estrellas, llamada S2, a medida que pasaba muy cerca del agujero negro durante mayo de 2018. El equipo comparó su posición y su velocidad con las predicciones de la gravedad newtoniana, la relatividad general y otras teorías. Los resultados no concordaron con las primeras, pero encajaron perfectamente con las de la relatividad general.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs