La declaración de la Infanta se pone «Al rojo vivo»

García Ferreras

«Es un hecho histórico porque es la primera vez que una hija del Rey declara ante un juez y absolutamente relevante por la trascendencia que pueda tener su testimonio en el futuro». Así de contundente se muestra el director de laSexta y director y conductor de «Al rojo vivo», programa que hoy emitirá un especial con motivo de la declaración de la Infanta Cristina ante el juez Castro.

A partir de las diez de la mañana se ofrecerá la primera conexión en directo con los juzgados de Palma para recoger la entrada de la Infanta. A las 12:30 comenzará «Al rojo vivo», que ofrecerá todas las claves con conexiones en directo con Palma –donde los servicios informativos de laSexta han enviado a un equipo de 6 periodistas y 12 técnicos– y Zarzuela. En plató, García Ferreras estará acompañado por los contertulios el subdirector de «LA RAZÓN», José Antonio Álvarez Gundín, y los periodistas Ernesto Ekaizer y Gonzalo Suárez, además de la experta en Casa Real, Carmen Enríquez, y Eduardo Inda.

Opinión plural

«Para ''Al Rojo Vivo'' siempre ha sido una prioridad contar con profesionales de la información de todo el arco periodístico. Me interesa que los debates sean plurales, apasionados, con emoción, sentimiento y rigurosos. Con distintos puntos de vista, incluso antagónicos, pero que no haya un clima ni frentista ni crispado», explica García Ferreras, que subraya que «es muy importante la presencia de expertos y especialistas que conocen a fondo el tema».

El despliegue humano y técnico en Palma será vital para poner el foco en los detalles: cómo accederá la Infanta Cristina a los juzgado, dónde estarán colocados los periodistas... García Ferreras y sus compañeros de mesa analizarán un barómetro especial sobre la imputación de la Infanta y la repercusión que podría tener en la imagen de la Casa Real.

«La actualidad y la información está en el ADN de laSexta y más aún en estos tiempos tan intensos. Parece imposible, pero cada temporada que iniciamos es más apasionante. En ésta, la crisis y lo que parece el principio de una recuperación, la convulsión que vive la izquierda, las grietas que se intuyen en el PP con la derecha que está más a la derecha...», explica el periodista. «Al Rojo Vivo» inició su emisión en la temporada 2011/12 con una cuota media de un 5,2 por ciento. Su «share» ha ido incrementándose progresivamente hasta superar los dos dígitos y llegar al 10,1 por ciento y 566.000 espectadores en 2013/14 –su mejor temporada– lo que supone un incremento de 4,9 puntos en apenas dos años. Es la tercera opción en su franja de emisión, por encima de La 1 y el grupo de las Autonómicas, y a más de tres puntos de distancia de Cuatro, su directa competidora. «Al Rojo Vivo» aventaja en 2,9 a «Las mañanas de Cuatro», que se queda en la media de la temporada en un 7,2 por ciento.

Desde sus inicios el programa se caracterizó, como apunta García Ferreras, «en la búsqueda del por qué de todo lo que sucede tanto en el ámbito político, como en el económico y social. Queremos encontar respuestas a partir de preguntas que nos hacemos nosotros mismos y que creemos que se correponden a las inquietudes de los ciudadanos».

¿Y que hacer ante el alud de noticias que registra cada día el ciudadano? García Ferreras plantea una reflexión: «En la actualidad, un ser humano recibe un volumen de información al día que la que obtenía durante toda su vida un hombre de la Edad Media. Mi reto, y el del resto de periodistas, es hacer una selección de entre todas ellas y explicar a la población cómo todo lo que está sucediendo les va afectar directamente en sus vidas», concluye.