La doble vida de las ficciones

Los «spin off» se han convertido en la segunda oportunidad de éxito de muchas series

«CÓMO CONOCÍ A VUESTRA MADRE». Los cinco amigos cambiarán mucho en la nueva versión

Ted ahora se llamará Sally. Y Barney, Marshall, Lily y Robin cambiarán su nombre por el de Juliet, Danny, Todd y Frank. Así serán los protagonistas de la segunda vida de «Cómo conocí a vuestra madre», la enésima serie en sumarse a la tendencia de crear un nuevo proyecto a partir de revivir el espíritu de la original. Y es que, como deben de pensar no sólo en la CBS, sino en la mayoría de cadenas, una vez encontrada la gallina de los huevos de oro, mejor no desprenderse de ella. Un personaje, una localización, una idea o, simplemente, media vuelta de tuerca a la historia original puede servir de excusa para formar una nueva ficción que aproveche el tirón de su hermana mayor y continuar, así, satisfaciendo las necesidades de los seguidores.

Una tendencia en alza

Mientras series como «Modern Family» y «Dexter» especulan con volver en su versión 2.0, la última trama en sumarse a la moda y desvelar su proyecto ha sido, como se citaba al principio, «Cómo conocí a vuestro padre», hermana pequeña de la serie protagonizada por Ted Mosby en la que cuenta –y seguirá haciéndolo hasta que finalice su novena temporada el 31 de marzo– a sus hijos la búsqueda durante años de su media naranja. Ahora, esta historia ya ha ido quemando etapas y dejará paso a su sucesora, que llegará con una historia muy similar, pero con un cambio significativo, pues ya no será él, sino ella la que busque pareja. Pese a que en un principio se habló de que podría ser la hija de Ted –Penny– la protagonista, finalmente no será así y este puesto pasará a ser propiedad de Sally, una mujer despistada e impredecible que, a pesar de su avanzada edad, está aún pendiente de madurar. El punto de partida en la nueva historia, de la que todavía no se han desvelado sus intérpretes, será el divorcio de Sally y su posterior mudanza a casa de su hermano gay Danny, que, junto a Todd, tomarán el relevo de la pareja que forman Marshall y Lily. Siguiendo con el intercambio de roles, el hueco de Barney pasará a ser ocupado por la mejor amiga de Sally: Juliet, en quien el papel interpretado por Neil Patrick verá a su álter ego. Algo similar ocurrirá con Robin, que también cambia de sexo para reencarnarse en Frank, el jefe de Juliet que irá detrás de Sally. A falta de confirmar la fecha de estreno, no prevista antes de 2015, ya hay otros «spin off» que van un paso por delante de «Cómo conocí a vuestro padre». Éste es el caso de «Supernatural: Tribes», que recoge el testigo de «Supernatural» a partir de primavera y, como ha adelantado The CW, será lanzada durante un episodio de la serie precursora. Una técnica que ya utilizó en su día «Anatomía de Grey» para dar a conocer la emancipación de la doctora Addison Montgomery en «Sin cita previa». No tan avanzada, pero comenzando a andar se encuentra ya la precuela de «Breaking Bad», prevista para noviembre. En «Better Call Saul», Walter White cederá protagonismo a Saul Goodman en una historia que repasará la vida del abogado interpretado por Bob Odenkirk antes de conocer al «cocinero» de metanfetamina. Además del protagonista, Jonathan Banks repetirá papel en la ficción, que, por otro lado, tiene en vilo a los fans con una posible participación de Bryan Cranston y Aaron Paul después de que ambos actores se ofrecieran. Compartiendo cadena con Saul llegarán unos renovados caminantes a AMC con una nueva versión de «The Walking Dead» a la que todavía no se ha puesto nombre, pese a estar prevista para 2015. Tras varios rumores de cancelación, desmentidos por el canal, su creador, Robert Kirkman, ha adelantado que la idea es mostrar el mismo apocalipsis zombie, pero en un «nuevos escenarios y con otros personajes».

Y es que la doble vida de las series no es algo nuevo en la industria, desde hace años se han ido sucediendo las versiones de «C.S.I.» y de «NCIS», que, por su parte, surgió como secuela de «JAG Alerta Roja». Aunque mucho antes que éstas, ya triunfaban por medio mundo dos de los «spin off» precursores, que incluso superaron el éxito de las ideas originales: «Cosas de casa» y «Frasier», salidos de «Primos lejanos» y «Cheers».