Condenado por grabar una agresión racista en el metro

El joven que inmortalizó la escena ha sido condenado a dos años de prisión, que no cumplirá si asiste a un curso de derechos humanos y paga 9.000 euros de indemnización a la víctima

El vídeo muestra la brutal agresión de un menor de edad a un joven asiático. Hoy, el autor del vídeo se ha sentado en el banquillo de los acusados. Ha sido condenado a dos años de prisión por un delito contra la integridad moral, incitación al odio racista y una falta de lesiones. El joven no cumplirá condena si asiste a un curso sobre derechos humanos y paga una indemnización de 9.000 euros. La fiscalía cree que los dos se repartieron sus papeles en la agresión. El menor de edad increpaba a la víctima con frases vejatorias. Mientras, su amigo, lo grababa todo con el móvil. Después lo subió a Internet, donde siguieron los comentarios racistas. El agresor, al ser menor, fue condenado a seis meses de internamiento. Su amigo no podrá acercarse a menos de 1.000 metros de la víctima durante los próximos tres años.