MENÚ
sábado 15 diciembre 2018
01:47
Actualizado

Doce universidades españolas, en el top 50 mundial

La Universidad de Barcelona tiene cuatro áreas de estudios, Anatomía, Arqueología, Filosofía y Educación, en el top mundial.

  • La Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid, entre las mejores del mundo/Efe
    La Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid, entre las mejores del mundo/Efe

Tiempo de lectura 4 min.

01 de marzo de 2018. 00:09h

Comentada
28/2/2018

ETIQUETAS

El QS Rankings de las Mejores Universidades del Mundo por Materias 2018, elaborado por la empresa de análisis QS Quacquarelli Symonds y que evalúa sus áreas de conocimiento, deja pocas sorpresas y alguna constatación: las universidades españolas mantienen su nivel e incluso con cierta mejoría. A lo largo de las 48 tablas de las que consta el estudio, nuestros centros aparecen en 313 ocasiones; sólo en 30 ocasiones descienden peldaños, mientras que baten su récord de ascensos con 91.

Por áreas, los líderes mundiales son ya conocidos. La Universidad de Oxford lidera 14 áreas, entre ellas las de Ciencias Sociales y Dirección de Empresas y Ciencias de la Vida y Medicina. Mientras, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) encabeza 12, entre ellas las de Ingeniería y Tecnología y Ciencias Naturales. Por último, la Universidad de Oxford es la primera en cuatro, entre ellas Artes y Humanidades. La sorpresa, en este caso, ha venido por parte de las instituciones asiáticas: hasta 29 veces –12 de ellas corresponden a centros de Singapur– aparecen en el top 20. A nivel europeo, la hegemonía del Reino Unido es incuestionable: desafiando al «Brexit», copa 10 podios.

Doce de nuestros centros se encuentran en el top 50 y aparecen en las tablas hasta en 21 ocasiones. La líder indiscutible es la Universidad de Barcelona. No sólo porque es la que cuenta con el mejor puesto, en este caso el 21 en Anatomía y Psicología, remontando así 11 posiciones respecto a 2017; también porque, en total aparece hasta cuatro veces en el top –el 33 en Arqueología, el 46 en Filosofía y el 49 en Educación–. La siguiente por número de materias es la Universidad Complutense de Madrid: 26 en Historia, 30 en Odontología y 33 en Ciencias Veterinarias. También está la Universidad de Navarra, con el puesto 49 en Comunicación y Relaciones Públicas, el 50 en Filosofía y el 31 en Empresariales, aunque en este caso la comparte con IESE Business School.

En el grupo de dos materias están la Universidad Politécnica de Cataluña –22 en Arquitectura y Urbanismo y 34 en Ingeniería– y la Universidad Carlos III de Madrid –22 en Biblioteconomía y Documentación y 50 en Economía. Finalmente, con un área destacada, se encuentran la ESADE Business School/Universidad Ramón Llul –27 en Empresariales–, la Universidad Autónoma de Barcelona –31 en Ciencias Veterinarias–, la Universidad Pompeu Fabra –38 en Economía–, la Escuela Universitaria de Hostelería Turismo de Sant Pol de Mar –48 en Dirección de Hostelería– y la Universidad Autónoma de Madrid –48 en Educación Física–..

Los ranking son útiles en la medida en que la información que proporcionan puede beneficiar tanto a los políticos, como a los padres y a los estudiantes. A su vez, las universidades son las primeras que quieren anunciar, en muchas ocasiones, en qué nivel se encuentran para atraer a estudiantes, las ayuda a promocionarse y a aumenta su calidad. Ayer, de hecho, el presidente de los rectores de las universidades españolas, Roberto Fernández, aseguraba que el sistema universitario español «es, actualmente, el mejor de toda la historia de la democracia española».

Lo cierto es que el ranking QS, pone de manifiesto que «las universidades españolas demuestran estándares de rendimiento de altura mundial en una gran variedad de temas que abarca desde el ámbito de los Negocios a la Filosofía, Ingeniería Civil, Economía, Arquitectura y Ciencias Veterinarias», explica Ben Sowter, director de Investigación de QS World University Rankings. Y no sólo eso, «en particular, vemos que los empleadores aumentan su respeto por los graduados españoles, una buena noticia para los estudiantes, que buscan aumentar sus posibilidades de tener una carrera laboral exitosa a través de la educación terciaria», añade Sowter. Sin embargo, no figurar en un ranking no significa que una universidad no proporcione una buena educación. Lo reconocen hasta los expertos del «Ranking de Shangai». La analista Yan Wu considera que: «Hay universidades de calidad que no figuran en los ranking internacionales», un «honor» que a veces depende del presupuesto del que gocen.

Los hay incluso que no creen en los beneficios de este tipo de análisis. «Los ranking internacionales que sirven para decir que una universidad no es buena son un fraude o una estupidez, porque se debería medir la calidad de los sistemas universitarios en conjunto», sentencia el catedrático de la Universidad Complutense Julio Carabaña.

Últimas noticias