Actualidad

El Centro de la Mujer de Maracena, epicentro de denuncias

La directora del Centro, Francisca Granados, es la que ha estado ayudando a Juana a formular la denuncia de malos tratos que interpuso a su ex pareja

La directora del Centro, Francisca Granados, es la que ha estado ayudando a Juana a formular la denuncia de malos tratos que interpuso a su ex pareja.

Publicidad

El Centro de la Mujer del municipio granadino de 22.000 habitantes se ha convertido en el centro neurálgico. Fue a este lugar al que acudió Juana Rivas cuando salió de Italia, hace ya más de un año. Allí buscó asesoría tanto legal como psicológica para su caso. Y, desde que estallara en los medios, se ha convertido en un punto de referencia para mujeres maltratadas que «nos llaman o nos escriben desde Ferrol hasta Cádiz. Ahora mismo estamos desbordadas, pero en cuanto todo se calme un poco, iremos derivando cada caso, ya que nosotros sólo nos podemos hacer cargo de los que ocurren en nuestro municipio», explica a este diario María Eugenia Fernández, una de las trabajadores del centro.

Pero no sólo le han llegado mensajes pidiendo ayuda, «algunos de los mensajes también son de personas altruistas que nos ofrecen sus servicios: abogados, personas que ofrecían sus casas para Juana... de todo», añade.

Y les siguen llegando casos. Una de las psicólogas del centro, Teresa Sanz, tiene citas, cada hora. Y es que «el ritmo de trabajo no cesa», mientras atienden, al mismo tiempo, a los medios. Ella también ha sido la que ha estado atendiendo a Juana desde que llegó a Maracena en julio de 2016. El hijo mayor de Juana, de 11 años, «ha estado incluido, hasta el pasado mes de junio, en un programa de atención a hijos de maltratadas de la Junta de Andalucía, que desarrolla en colaboración con los ayuntamientos y ha recibido terapia», confirmó Fernández a este diario. Y es que la reforma de la Ley del Menor que se hizo en 2015 reconoce como víctimas directas a los hijos de mujeres afectadas por violencia de género. Ella tiene claro que Juana «no se va a separar jamás de sus hijos», aunque el último auto de la jueza de instrucción puede terminar con ello.

La directora del Centro, Francisca Granados, es la que ha estado ayudando a Juana a formular la denuncia de malos tratos que interpuso a su ex pareja. Es más, el viernes pasado la ampliaron en una tercera ocasión. Ella es la que se ha convertido en una de sus asesoras legales.

Publicidad