El enorme cachalote australiano que se alimentaba de ballenas

Es la primera evidencia de esta clase de mamífero marino fuera de América

Un entusiasta australiano de los fósiles ha encontrado un diente fósil de 30 centímetros, atribuido a un ancestro gigante del cachalote de 18 metros y 40 toneladas.

Un entusiasta australiano de los fósiles ha encontrado en una playa cerca de Melbourne un diente fósil de 30 centímetros, atribuido a un ancestro gigante del cachalote de 18 metros y 40 toneladas. Se trata de la primera evidencia de esta clase de mamífero marino fuera de América y se cree que esta especie extinta de cachalote podría dedicarse a la caza de otras ballenas. Murray Orr ha donado el diente fósil, encontrado en el santuario de fósiles de Beaumaris, al Museo Victoria de Melbourne. Proveniente de la época del Plioceno, el diente fosilizado se estima en unos cinco millones de años, por lo que es el fósil más joven conocido del antiguo cachalote comedor de ballenas.

A diferencia de los cachalotes de hoy en día, que se alimentan de calamares y peces, el diente de este cachalote revela que era un depredador temible. Tal visión se suma al conocimiento de la evolución de la megafauna marina. En estrecha relación con una especie del Perú, Livyatan Melvillei, el cachalote Beaumaris tenía unas dimensiones dentales superiores a la del Tyrannosaurus rex.