MENÚ
sábado 17 agosto 2019
05:43
Actualizado

El invento del siglo: una bebida sin alcohol que emborracha, pero no deja resaca

Alcosynth simula los efectos "positivos" del alcohol, como la euforia y la desinhibición, pero no produce la temida resaca ni tampoco daña el organismo.

  • Alcosynth no tendría los correspondientes efectos secundarios después de ingerir alcohol / Dreamstime
    Alcosynth no tendría los correspondientes efectos secundarios después de ingerir alcohol / Dreamstime

Tiempo de lectura 2 min.

29 de marzo de 2019. 00:06h

Comentada
J. Buitrago.  28/3/2019

ETIQUETAS

Un grupo de científicos, liderado por el profesor del Imperial College y antiguo miembro del Consejo Asesor sobre el Abuso de Drogas del Gobierno de Reino Unido, David Nutt, ha creado una bebida sin alcohol que simula los efectos “positivos” del alcohol, como la euforia y la desinhibición, pero no provoca resaca ni tampoco daña al organismo.

Según informa el diario británico británico 'The Independent', el nombre de esta nueva bebida es Alcosynth, la cual no tendría los correspondientes efectos secundarios después de ingerir alcohol, como suelen ser dolores de cabeza, náuseas y/o resequedad en la boca

A día de hoy, Nutt ha patentado 90 tipos de Alcosynth y espera que para 2050 hayan sustituido todos los tipos normales de alcohol. No obstante, por ahora solo se están llevando a cabo pruebas con dos de ellos, uno que no sabe a nada y otro que tiene un poco de sabor. “Queda muy bien en los mojitos”, ha afirmado Nutt en una entrevista para el citado medio inglés.

El objetivo de Nutt era conseguir y difundir un sustituto de alcohol sintético seguro llamado Alcarelle. “La mayor parte de mi vida profesional he tratado a personas para quienes el alcohol es un problema, y ​​gran parte de mi investigación profesional se relaciona con eso”, explicó el profesor, quien presentó en 'The Lancet' un informe de que el alcohol puede ser más dañino que drogas como el crack y la heroína.

Cuando las personas consumen alcohol, es el hígado el que debe metabolizarlo, produciendo acetaldehído carcinógeno. Además, cuando se bebe alcohol frecuentemente puede aumentar el riesgo de sufrir cáncer de boca, mama y garganta, así como también enfermedades del corazón, problemas en el sistema nervioso, hígado y cerebro.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs