MENÚ
lunes 16 septiembre 2019
22:49
Actualizado

El «sexting» sí entiende de géneros

Ellas lo hacen para que sus parejas no pierdan el interés y para sentirse empoderadas. Ellos para ser «héroes»

  • El 20,1% de las españolas reconoce practicar «sexting» frente al 30,4% de los hombres / Foto: Cipriano Pastrano
    El 20,1% de las españolas reconoce practicar «sexting» frente al 30,4% de los hombres / Foto: Cipriano Pastrano

Tiempo de lectura 2 min.

18 de agosto de 2019. 04:59h

Comentada
Elena Genillo 18/8/2019

ETIQUETAS

El «sexting», la práctica de enviar imágenes sexualmente explícitas de uno mismo, está más extendida en hombres que en mujeres. Según el estudio «Los jóvenes españoles y el sexo» elaborado por Control, el 20,1% de ellas reconoce enviar habitualmente selfies sexuales a través de sus teléfonos, frente al 30,4% de ellos. No obstante, las mujeres se ven más afectadas por la práctica y las razones que hay detrás son distintas a las de sus compañeros.

Según un estudio realizado por Morgan Johnstonbaugh, investigadora de la Universidad de Arizona, a partir de una encuesta a más de 1.000 estudiantes de siete universidades de EE UU, las probabilidades de que las chicas envíen este tipo de contenido para evitar que el receptor pierda interés o viera imágenes de otros es cuatro veces superior a la de los hombres. Para explicar este hallazgo, la autora del estudio recurre al denominado «doble rasero sexual persistente». Esto es: «La idea que se perpetúa en la sociedad de que hombres y mujeres tienen diferentes tipos de sexualidad. La que dice que ellos tienen deseos incontrolables y voraces, mientras que ellas son capaces de tomar decisiones morales y actuar como guardianes de la actividad sexual».

Con esta idea tan latente todavía entre los jóvenes, «las chicas pueden sentirse presionadas a compartir imágenes subidas de tono con sus parejas para mantenerlos interesados o complacer su apetito», subraya Johnstonbaugh. Pero la sorpresa llegó cuando la investigadora descubrió que, además, había otros motivos detrás del «sexting» y que no son tan evidentes como cabría esperar. Tras el análisis de los resultados comprobó que las mujeres también envían contenidos sexuales de sí mismas porque las empodera y aumenta la confianza en sí mismas. «Podrían encontrar que el ''sexting'' es realmente empoderante porque puedes crear un espacio donde te sientas segura, con confianza, expresando tu sexualidad y explorando tu cuerpo», explica. En el estudio, los encuestados podían seleccionar 23 posibles razones por las que lo practicaban y no fue infrecuente encontrar que las chicas seleccionaran tanto motivos de empoderamiento como de desempoderamiento, lo que «demuestra cuán complejas pueden ser sus motivaciones».

¿Y qué hay de ellos? Otra investigación realizada por la Universidad de Surrey con 41 jóvenes, reflejó que los chicos se sienten «héroes» al obtener y distribuir imágenes de mujeres. «La posición de los hombres jóvenes dentro de la cultura del ''sexting'' juvenil es precaria, ya que están sujetos a las expectativas que rodean a la masculinidad en términos de su apariencia y sus acciones. Además, la desnormalización de la vergüenza social masculina es probable que esconda el verdadero alcance de la dificultades a la que se enfrentan estos jóvenes», apunta esta investigación.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs