MENÚ
miércoles 19 septiembre 2018
07:11
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

¿Existen las abducciones extraterrestres?

  • ¿Existen las abducciones extraterrestres?

Tiempo de lectura 2 min.

16 de septiembre de 2018. 03:53h

Comentada
Jorge Alcalde.  16/9/2018

ETIQUETAS

Las personas que aseguran haber sido raptadas por un alienígena, en la más variopinta versión de «alienígena» y de «raptado», pueden pertenecer a dos categorías: son simples farsantes que juegan al espectáculo de la credulidad o realmente se creen su drama. Curiosamente, la ciencia opina que la mayoría de ellos pertenece al último grupo. Muchos de ellos podrían ser víctimas de alguna extraña enfermedad del sueño, en concreto de una parálisis del sueño en el que los pacientes parecen perfectamente conscientes y despiertos (pueden ver, oír, sentir), pero son incapaces de moverse.

Se cree que este episodio es muy común y le ocurre al menos una vez en la vida al 50% de la población. Estos serían los casos de parálisis no patológicos. Pero en un porcentaje pequeño de la población, el fenómeno puede repetirse, hacerse crónico e, incluso, convertirse en familiar. Existen algunos casos descritos en la literatura de familias enteras que lo padecen.

Las sensaciones descritas por la literatura clínica son realmente agobiantes. Durante unos segundos, quizás minutos, el individuo siente que no se puede mover y percibe un alto estado de angustia y ansiedad. Puede que experimente la sensación de un gran peso en el pecho o un golpe, como si alguien o algo se hubiera sentado encima de su cuerpo. Según la Clasificación Internacional de Trastornos del Sueño, pueden darse dos tipos de parálisis. La hipnagógica ocurre justo antes de dormirse y la hipnopómpica justo después de despertar. En ambos casos, ocurre en el indefinido terreno que media entre la vigilia y el sueño.

Lo que convierte a este mal en interesante para entender las abducciones es que, en la mayoría de los casos, las parálisis van acompañadas de alucinaciones auditivas o visuales: fantasmas, aves, animales de aspecto monstruoso, demonios, pájaros. En ocasiones, estas alucinaciones tienen incluso un componente narrativo muy marcado. Además, se han descrito casos en los que las visiones van acompañadas de experiencias táctiles muy realistas (presencias cercanas, salidas del cuerpo, dificultad para respirar...).

Es muy probable que este tipo de síndromes esté en la base de muchos de algunos miedos descritos en el folclore de muchas culturas, todos ellos relacionados con raptos, violaciones o ataduras a manos de seres fantásticos. Y no es descabellado pensar que la versión contemporánea de estos miedos sea la abducción extraterrestre.

De ser así, el círculo explicativo del mito pseudocientífico más rabiosamente moderno y más mediático podría estar cerrado. El abducido es una persona altamente sugestionable, deseoso de trascender su vida cotidiana, seguidor o al menos conocedor de la cultura ovni y que, en un momento funesto de su vida, ha sido víctima de una vívida alucinación hipnagógica o hipnopómpica.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs