Factores para la lucha contra el acoso escolar

Insituto afectado por el acoso escolar
Insituto afectado por el acoso escolar

Actualmente, el número de casos de acoso escolar se ha incrementado. Abel González, profesor del Grado de Criminología y del Máster Universitario en Análisis e Investigación Criminal de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), ha elaborado una serie de consejos y precisiones sobre el acoso escolar y el «cyberbullying» en el momento actual, ya que el profesional señala que el acoso tiene unas características diferentes respecto tiempos anteriores. A día de hoy, en el acoso se produce:

-Un agravamiento de la indefensión debido a la llegada de las nuevas tecnologías y redes sociales han hecho que el acoso escolar se introduzca en la esfera privada de niños y jóvenes.

-Una difusión mayor de los hechos, incluso entre personas que desconocen a la persona acosada.

-Una complejidad mayor del acoso, por ello, familias y educadores deben tener a su disposición las herramientas necesarias de intervención para evitarlo o corregirlo.

-Una intervención correctora de los educadores más efectiva y sencilla si los niños son pequeños.

Ante estas características, «hablamos de un problema grave y en el caso de los agresores puede estar en la base de futuras conductas delictivas, inclusos de problemas de violencia de género», afirma el profesor. Así, los educadores deben ser dotados de unos protocolos claros de actuación que abarquen distintos aspectos: enseñar a las víctimas a denunciar, a hablar con el agresor o en algunos casos, comunicar el problema a la clase.

El especialista señala que la detención temprana y la dotación de protocolos de actuación son los factores indispensables para luchar contra el acoso escolar. «En todos los casos la detección temprana es indispensable para lograr corregir el acoso, ya que las víctimas son incapaces de salir por sí mismas, y si la situación se enquista, se produce un inevitable menoscabo de la personalidad de la víctima. Asimismo una temprana detección hace más sencilla la corrección del hecho», afirma.