MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
14:37
Actualizado
  • 1

Accidente en Avilés: 20 metros sin control hasta el impacto

Los fallecidos son tres hombres y dos mujeres

  • Imagen del autobús empotrado contra una columna. Foto: Twitter
    Imagen del autobús empotrado contra una columna. Foto: Twitter
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

04 de septiembre de 2018. 17:08h

Comentada
Belén Tobalina Madrid. 3/9/2018

«Cuando llegamos al lugar del siniestro las víctimas estaban en shock. Reinaba el silencio. Vecinos de la zona y conductores se habían acercado a ayudar. Unos estaban dentro y otros fuera del autobús. Al conductor le estaban trasladando en ese momento en helicóptero al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)», explican fuentes consultadas por este periódico. Ayer, un autobús de la compañía ALSA que hacía el recorrido Cudillero, Avilés y Gijón, impactó contra un pilar de cemento de un viaducto en obras en la carretera de circunvalación de Avilés, a la altura del nuevo acceso al polígono de PEPA, «en el kilómetro 0950 de la Al-81». Fruto del impacto frontal, cinco personas perdieron la vida.

En concreto, cuatro personas murieron al instante y otra falleció cuando estaba siendo trasladada al hospital. Se trata de «tres hombres y dos mujeres», añaden otras fuentes.

Los fallecidos estaban entre las primeras cuatro filas del vehículo. Y tres de ellos tuvieron que ser excarcelados del interior del autobús por efectivos de bomberos. «Uno se encontraba en el asiento delantero (primera fila) a la derecha». A la espera de que se confirmen tres identidades, entre los fallecidos «hay un hombre de Gijón, S. que nació en 1940; A., nacido en 1943 y natural de Piedras Blancas, y dos mujeres de edad avanzada, que debido al estado que presentaban aún no habían podido ser identificadas y que fueron trasladadas al Instituto Anatómico Forense de Corredoira. El quinto es una mujer que falleció de camino al Hospital San Agustín», tal y como pudo saber este periódico.

Grave accidente de un autobús en Avilés

Según 112 Asturias, en la colisión del autobús, resultaron heridas a su vez 16 personas que fueron trasladas a distintos centros hospitalarios. De ellas, cinco están muy graves, como es el caso del propio conductor del autobús, que sufrió la amputación de una pierna. Entre los heridos no hay ningún menor de edad. De hecho, la mayoría tienen entre 40 y 60 años.

«Era todo un caos. La gente ayudaba, pero tan duras eran las escenas que se vieron que un camionero que estaba cerca de lugar del siniestro hubo que socorrerle y trasladarlo al hospital porque fruto de la impresión hubo que darle oxígeno».

Sobre los motivos del accidente, al cierre de esta edición se seguía investigando. A priori, «todo parece indicar que le debió pasar algo al conductor, bien una indisposición o un infarto, porque va poco a poco saliéndose de la vía por el margen izquierdo en trayectoria recta. Estuvo haciendo esto durante unos 20 metros aproximadamente, a lo largo de los cuales se fue llevando señalizaciones de carretera en obras». Además, «en la zona no hay frenadas». En cualquier caso, hay que esperar a ver los datos que se obtienen del tacógrafo.

Grave accidente de un autobús en Avilés

Respecto al conductor, tal era la gravedad de sus heridas que no se le pudo hacer in situ, en el lugar del accidente, la prueba de alcohol ni la de drogas. Según informó la compañía ALSA, que ha habilitado el teléfono de información 900 814 114 para los afectados, «el autobús siniestrado estaba dotado de los más modernos sistemas de seguridad y había pasado favorablemente su útlima ITV en marzo de este año y su último mantenimiento el pasado 19 de agosto. El conductor, experimentado y de 40 años de edad, había pasado satisfactoriamente su último reconocimiento médico el pasado mes de abril. Estaba apto para conducir». Respecto a que fuentes de su entorno aseguran que sufría vértigos y mareos, tal y como publicó «La Voz de Asturias», desde ALSA aseguraron que «durante 2018 no ha tenido ninguna baja». Además, las citadas fuentes precisaron que «el autobús siniestrado no había tenido ningún accidente previo y el conductor no tenía ningún historial de siniestralidad relevante. Llevaba trabajando para los serviciones regionales de Asturias desde el año 2013».

Hasta el lugar del siniestro acudieron unidades de la Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, bomberos, así como una docena de ambulancias y dos helicópteros. Además, se activaron dos equipos de ayuda Psicosocial de Cruz Roja, uno en el Hospital San Agustín y otro en el Instituto de Medicina Legal.

Últimas noticias