El domingo, calor extremo, y a partir de lunes, bajada de temperaturas

El lunes y el martes volverá la inestabilidad

Previsión para la jornada del sábado
Previsión para la jornada del sábado

El primer fin de semana de julio estará marcado por las lluvias en el extremo norte y las tormentas en el interior del tercio oriental peninsular, con temperaturas que podrán llegar a 40 grados.

El intenso calor de estos días, sobre todo en el sur, culminará mañana con posibles valores de hasta 41 grados en Córdoba y Badajoz, pero a partir del lunes, la entrada de un frente que traerá tormentas especialmente en la mitad norte hará bajar de forma notable las temperaturas en gran parte del país.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), cinco comunidades autónomas de la mitad sur de la Península están bajo aviso, ante la previsión de altas temperaturas en las próximas horas, especialmente en Extremadura y Andalucía, que están en alerta naranja por alto riesgo de calor.

En Madrid y también en ambas Castillas, los termómetros rondarán los 38 grados, por lo que se encuentran asimismo bajo alerta amarilla, por riesgo de altas temperaturas.

Mañana, en Andalucía, se esperan valores superiores a los 38 grados en el Valle del Guadalquivir, y en Córdoba podría llegarse en concreto hasta los 41 grados.

Otras localidades andaluzas en donde el calor apretará fuerte mañana son Granada (39); Andújar (Jaén), 40; Linares (Jaén), 39; Écija (Sevilla), 40, y Sevilla, 38.

En Almería, el riesgo es sobre todo por viento, dado que será muy fuerte y podrá alcanzar los 70 kilómetros por hora en zonas de Levante.

En Extremadura, las temperaturas máximas mañana se situarán por encima de los 38 grados, y en el Valle del Guadiana podrán superarse incluso los 40 grados.

En Badajoz se espera llegar a los 40 grados, y en algunas de sus poblaciones, como en Mérida, se alcanzarán incluso los 41; en Zafra se llegará a 39.

También se prevé mucho calor mañana en la provincia de Cáceres, especialmente en pueblos como Navalmoral de la Mata y Plasencia, con posibles de valores de hasta 39 grados.

En Madrid también se sudará intensamente. Las temperaturas máximas superarán en zonas llanas los 36 grados, y en la capital se prevé alcanzar 37 grados. Otras poblaciones madrileñas con riesgo de mucho calor en las próximas horas son Aranjuez, con 38 grados, y Alcalá de Henares, 37.

En Castilla-La Mancha, en concreto, en Ciudad Real y en el área oeste de Toledo se superarán los 38 grados, y se llegará hasta los 36 en la zona de la Alcarria. En Ciudad Real se esperan 39 grados, al igual que en Talavera de la Reina (Toledo).

Tampoco dará tregua el calor en Castilla y León, especialmente en zonas del sur de Ávila y de Salamanca, en donde los termómetros superarán los 36 grados. En Arenas de San Pedro (Ávila) se alcanzarán los 37.

Por otra parte, en el área septentrional de la Península, en concreto en el extremo norte, así como en Valencia se esperan sin embargo, mañana, intervalos nubosos en la primera parte de la jornada, aunque con tendencia a poca nubosidad según vaya pasando el día.

En las islas Canarias, se prevé cielo nuboso en el norte de las islas de mayor relieve, sin descartar alguna lluvia débil, intervalos nubosos en las islas orientales, y poco nuboso en el resto.

Bajada de temperaturas el lunes

Según la meteoróloga Ana Casals, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el domingo será el día más caluroso de este fin de semana, pero entre el lunes y el miércoles la llegada de un frente causará inestabilidad en la Península, con tormentas en diversas zonas, más probables y fuertes en zonas del centro y del norte.

Las temperaturas bajarán esos días de forma notoria en casi todas las zonas, según la experta.

Del jueves al domingo, la tendencia será la de un tiempo algo más estable, aunque todavía con posibilidad de algunas lluvias en el norte acompañadas de tormentas en zonas montañosas y temperaturas que empezarán a recuperarse.