La Policía salva a dos inmigrantes del interior de un coche abandonado en Melilla

La Policía Nacional ha salvado la vida a dos inmigrantes ocultos en un vehículo que fue abandonado en Melilla por un traficante de seres humanos después de salvar los controles.

La Policía Nacional ha salvado la vida a dos inmigrantes ocultos en un vehículo que fue abandonado junto a un colegio en Melilla por un traficante de seres humanos después de salvar los controles en la frontera de Melilla. El portavoz de la Jefatura ha subrayado que la rápida actuación de los agentes evitó su posible muerte por asfixia porque el vehículo "llevaba horas estacionado"junto al centro escolar con los dos jóvenes procedentes de Mali de 24 y 22 años de edad.

Según ha informado la citada fuente, el hallazgo se produjo la pasada madrugada después de producirse la llamada de un viandante a la Sala de Operaciones del 091, lo que llevó a poner en marcha una intervención policial. El ciudadano, alertado por los ruidos procedentes del maletero de un turismo marca Mercedes estacionado a la altura del Colegio "El Real", proporcionó datos exactos que facilitaron la rápida localización del coche por los indicativos BUHO y ZETA en servicio.

Cuando llegaron al lugar, los agentes encontraron el vehículo bien estacionado, con los seguros de las puertas desactivados y la radio encendida. Los policías escucharon golpes y gritos procedentes de la zona posterior, así como de la parte delantera del vehículo. Inmediatamente, los agentes arrancaron el salpicadero y los asientos traseros, habitáculos que se suelen utilizar para ocultar a inmigrantes ilegales en vehículos.

Los policías hallaron primero a un joven de origen subsahariano, oculto en posición fetal entre el maletero y el asiento trasero. A continuación, tras conseguir desmontar la zona de la guantera, los agentes hallaron un segundo joven, también subsahariano, escondido entre el bloque motor y el salpicadero.

El portavoz ha explicado que dado el mal estado físico en que se encontraban estos indocumentados, fue precisa la intervención de una dotación sanitaria, siendo asistidos in situ de los síntomas de asfixia que presentaban. "Las constantes vitales del joven hallado en el salpicadero apenas si eran perceptibles y tuvo que ser trasladado

a Urgencias para su total reanimación", según ha detallado la citada fuente.

Por último, ha asegurado que los agentes actuantes pudieron comprobar que el vehículo llevaba varias horas estacionado. "Este hecho, unido a las reducidas dimensiones de los huecos en que se encontraban ocultos los inmigrantes, permite afirmar que su vida corrió evidente peligro"ha apuntado el portavoz policial.