MENÚ
lunes 17 junio 2019
00:32
Actualizado

Los mecenas contra el cáncer rearman a los investigadores

Esta fundación reparte 240.000 euros para explorar la biopsia líquida y nuevas estrategias en inmunoterapia.

  • José Creuheras, patrón de la Fundación Fero, y su presidente, José Baselga, con los galardonados de la 10ª edición, los doctores Palazón, Balmaña, Serra y Mateo. Foto: Miquel González/Shooting
    José Creuheras, patrón de la Fundación Fero, y su presidente, José Baselga, con los galardonados de la 10ª edición, los doctores Palazón, Balmaña, Serra y Mateo. Foto: Miquel González/Shooting
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

21 de mayo de 2019. 02:39h

Comentada
Montse Espanyol Barcelona. 21/5/2019

Cada día hay más cáncer. La afirmación bien vale tres caras de emoticonos tristes. Hay más cáncer porque se diagnostica más y más precozmente gracias a los programas de cribado, pero también porque se vive más y porque se han perdido hábitos saludables. El estrés, la contaminación, la alimentación o el tabaco perjudican la salud. Pero estos tres emoticonos tristes redibujan una sonrisa cuando escuchan al doctor Josep Tabernero, director del Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y presidente del Comité Científico Asesor de la Fundación Fero, decir que «cada vez se curan más tumores» y que los casos empezarán a reducirse a partir de 2025. Porque en la batalla contra el cáncer es tan o más importante prevenir que curar. Tabernero dice que un 40% de los tumores se podría prevenir con buenos hábitos como por ejemplo, evitar el tabaco, reducir el consumo de alcohol, hacer ejercicio, evitar la obesidad o los rayos ultravioletas. Hábitos que haremos nuestros en 2025. Y para el 60% restante, hay un ejército de investigadores que avanza en la lucha contra el cáncer como una guerra de guerrillas.

En vez de balas o espadas de acero valyrio –esto es un pequeño homenaje a los seguidores de Juego de Tronos–, los investigadores necesitan dinero. La Fundación Fero, que un día ideó el doctor José Baselga y tiene sede en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona, busca el dinero que las administraciones no aportan para «impulsar la investigación traslacional en oncología y acercar sus beneficios a los pacientes en el menor intervalo de tiempo posible», cuenta su presidenta Sol Daurella.

Ayer, Fero celebró una noche especial. Para conmemorar el 10º Aniversario de las Becas Fero, la fundación y su patronato organizaron una cena benéfica en el Museo Nacional d'Art de Catalunya (MNAC), que reunió a 17 de los 18 investigadores premiados en estos diez años, a rostros populares del mundo de la cultura y a nombres conocidos de la burguesía catalana, muchos asociados al patronato de la fundación –como José Creuheras, presidente del Grupo Planeta; Gonzalo Rodés, presidente de Barcelona Global; o Marian Puig, presidente de Isdin–. En total, 800 asistentes que aplaudieron con entusiasmo cuando Daurella entregó las XVI Becas Fero en Investigación Oncológica Traslacional al doctor Asís Palazón, investigador en el CIC BioGUBE de Bilbao, y al doctor Joaquin Mateo, investigador en el VHIO, y una beca específica en cáncer de mama a las doctoras del VHIO Violeta Serra y Judith Balmaña.

La doctora Serra es la segunda beca que recoge. En 2013, uno de los investigadores de su equipo, Yasir Ibrahim, recibió el premio para estudiar biomarcadores predictivos y mecanismos de resistencia a la terapia dirigida al cáncer de mama. Serra valora mucho este reconocimiento porque «permite dar continuidad a su investigación y arriesgar». «Es importante asumir riesgos para avanzar», afirma. Con esta beca quieren desarrollar una biopsia líquida, un test con un análisis de sangre, que permita a las pacientes con cáncer de mama hereditario –portadoras de una mutación en los genes BRCA1/2– saber si van a responder a un tratamiento de inmunoterapia. «El 40% de estos tumores no responden a tratamientos dirigidos», dice la doctora. Con su biopsia líquida, los médicos podrá ajustar los tratamientos más beneficiosos para cada paciente.

Cuando la inmunoterapia falla

Aunque la inmunoterapia es el tratamiento más prometedor contra el cáncer desde que se empezaron a desarrollar las primeras quimioterapias, no todos los pacientes responden. Con su investigación, el doctor Palazón quiere responder por qué y encontrar nuevas dianas que ayuden a mejorar la eficacia de los tratamientos actuales. Concretamente, se centra en descubrir nuevas modificaciones epigenéticas que impiden la adecuada formación de células T citotóxicas de memoria de larga curación, que tienen capacidad de destruir células cancerosas. Sospecha que estas células podrían tener un deficiente suministro de oxígeno. Y que si descubre cómo rejuvenecerlas, abrirá una nueva diana.

Por su parte, el doctor Mateo se centra en buscar un análisis de biopsia eficaz como método de pronóstico y predictivo no invasivo en cáncer de próstata.

Últimas noticias