Los robots del futuro ya están aquí

Sus brazos hidráulicos y sus cinchas facilitan la asistencia a los dependientes, por ejemplo, para mover a un enfermo. Atentos ahora a Pepe. Este robot nos orienta en un centro comercial y nos dice dónde están los productos. Este otro es capaz de estimular a niños autistas. La robótica, como se ve en esta exposición de Madrid, tiene infinitos usos. Por ejemplo en Medicina. Un brazo articulado que ayuda en la rehabilitación. Y este otro injerta pelo reduciendo el dolor y el tiempo de intervención. El sector moverá en nuestro país en ocho años más de 2.500 millones de euros. En muchos casos con tecnología española, como este dron capaz de volar hasta 4 horas sin repostar. Un futuro que es presente y que se aprende desde bien pequeño. Proliferan las empresas que comercializan robots para niños.