Nerea, la niña que cantó tres premios entre lágrimas

Lágrimas de emoción y nervios son los que Nerea que ha cantado dos quintos premios y, poco después, el segundo premio.

Nerea Pareja Martínez, que cantó los premios junto a Alonso Dávalos Durán, no pudo contener las lágrimas
Nerea Pareja Martínez, que cantó los premios junto a Alonso Dávalos Durán, no pudo contener las lágrimas

Lágrimas de emoción y nervios son los que Nerea ha sufrido hoy, al poco de empezar el Sorteo de Navidad, ya que pasados unos pocos minutos, a las 09:20 horas, ha cantado un quinto premio, al que le han seguido otro quinto y después el segundo premio.

Lágrimas de emoción y nervios son los que Nerea ha sufrido hoy, al poco de empezar el Sorteo de Navidad, ya que pasados unos pocos minutos, a las 09:20 horas, ha cantado un quinto premio, al que le han seguido otro quinto y después el segundo premio. Nerea y sus compañeros, que cantaron los números de la primera tabla,olvidaron los nervios, especialmente por el apoyo del público que llena las butacas del Real. Acompañaban a Nerea Pareja Martínez, Alonso Dávalos Durán, Santos Felipe Heredia y Daniela Pareja Martínez, informa Efe.

Nerea Pareja, de 11 años, movió las bolas del bombo del que salió la bola de El Gordo en 2016, y cantó otro quinto premio el año pasado, según su madre.

La niña, que se ha emocionado al cantar el primer premio de la mañana (el 47.862) en el Palacio Real, ha provocado también las lágrimas de su madre. María Jesús Martinez, no podía ocultar la emoción: “Me he emocionado al verla a ella llorando, ha sido un momento muy bonito, que no olvidaremos nunca”. Pero ésta no es la primera vez que Nerea reparte suerte, el año pasado cantó dos quintos y hace dos fue la encargada de dar a conocer el Gordo. Esta madrileña del barrio Chamberí es la mayor de cuatro hermanos. Y resulta curioso que este año en el sorteo no está sola. Su hermana Daniela también ha estado con ella en el bombo de la primera tabla, al igual que su hermana Alejandra, que estará en la sexta tabla. Quizás sea eso de “sentirse como en casa” lo que ha hecho que esta pequeña de 11 años haya emocionado a todos los asistentes cuando ese madrugador quinto premio ha salido del bombo.

Apasionada del fútbol y la danza, Nerea tiene claro que quiere ser de mayor: “Quiere ser enfermera, como su madre, porque le gusta ayudar a las personas que tiene alrededor”.

Para los supersticiosos, Nerea volverá a estar en la última tabla, la décima, quién sabe si el Gordo está esperando su vuelta al escenario.

Mientras atendía a los medios, Nerea ha cantado otro quinto premio, el 7.568. "¡Otro!", ha exclamado su madre aplaudiendo nerviosa. Y cuando los periodistas se la rifaban para entrevistarla, la niña de la suerte ha anunciado el segundo premio, el 21.015. "Anoche no quería cenar de los nervios que tenía", ha confesado la progenitora.

Nerea Pareja es del castizo barrio de Chamberí, del Real Madrid y es la tercera vez que participa en el sorteo, según su mellizo Ángel, que también ha acompañado a su hermana en el Palacio Real, aunque él desde la platea. También reside en San Ildefonso, pero no se ha vestido de traje porque faltó un par de días a los ensayos. "Es que estaba malito", ha explicado con naturalidad a los medios que se han abalanzado a por su testimonio.