MENÚ
domingo 13 octubre 2019
04:20
Actualizado

“De Estocolmo a Río”

Hay que hacer posible que la Tierra siga siendo un hábitat hospitalario para todas las especies, y que la más depredadora, la humanidad, aprenda la lección de los principios ecológicos

  • El mundo esta amenazado por toda clase de contaminaciones químicas. Pero también por los desechos que provienen del no reciclar
    El mundo esta amenazado por toda clase de contaminaciones químicas. Pero también por los desechos que provienen del no reciclar /

    Archivo

true
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

11 de junio de 2019. 13:39h

Comentada
Ramón Tamames Madrid. 12/6/2019

El Día Mundial del Medio Ambiente lo recordamos como una de las consecuencias de la Conferencia de Estocolmo de 1972, cuando las Naciones Unidas se reunieron por primera vez para estudiar los problemas del entorno mundial. Y fue precisamente en Suecia, casi seguro que por las inquietudes creadas a causa de la lluvia ácida, que alcanzaba al nórdico país desde las dos Alemania, la occidental y la oriental, con sus enormes industrias químicas, que atravesaban todas las fronteras generando lo que se llamó «la muerte de los bosques». Con un fuerte impacto también en todo el borde de la separación entre Francia y Alemania, especialmente en la Selva Negra.Por primera vez, allí se tomó conciencia mundial de que el planeta empezaba a estar amenazado por toda clase de contaminaciones, no solamente químicas, sino también por los desechos que en una economía que no estaba aún en la línea del reciclaje. Siendo Indira Gandhi, entonces máxima gobernante de la India, quien vino a decir que la mayor miseria de todo el planeta estaba en el subdesarrollo como círculo vicioso.Un día como hoy lo debemos dedicar en parte a la reflexión, a pensar que el único planeta con vida reconocida en el inmenso universo debe ser objeto de atención por sus habitantes, que no pueden dañarlo, porque es el único reducto de vida conocido, con explosión demográfica, con tecnologías hirientes, acumulaciones de CO2 y otrosgases de efecto invernadero, etc. El objetivo está muy claro: hacer posible que la Tierra siga siendo un hábitat hospitalario para todas las especies, y que la más depredadora, la humanidad, aprenda la lección de los principios ecológicos.Por lo demás, Estocolmo marcó el comienzo de una senda, que siguió veinte años después con la “Cumbre de la Tierra”, en Río de Janeiro, cuando se firmaron la Convención Marco de Cambio Climático, los principios de biodiversidad, las pautas para los bosques húmedos tropicales, así como los 21 principios básicos de respeto a Gaia.

Últimas noticias