Descubierto en Groenlandia un tiburón que vive 400 años

Fotografía cedida por la Revista Science que publica una investigación en la que entrega el título de vertebrado más longevo al tiburón de Groenlandia

Un tiburón de Groenlandia es, hasta el momento, el animal más longevo que se conoce. Los científicos autores del descubrimiento estiman que algunos ejemplares de esta especie pueden tener 400 años, lo que significa que estaban vivos en los océanos cuando Galileo descubrió el telescopio. Hasta ahora la ballena boreal era considerada el vertebrado más longevo del mundo, con unos 211 años. El descubrimiento de este tiburón groenlandés pulveriza la marca de la ballena boreal, prácticamente duplicándola. Los descubridores han datado la edad aproximada de los ejemplares mediante técnicas de radiocarbono aplicadas al cristalino del ojo. Durante décadas, la edad de los tiburones de Groenlandia (Somniosus microcephalus) ha sido un misterio. Realmente se sabe muy poco acerca de la biología de esta especie, que vive en las frías aguas del Artico y el Atlántico Norte y puede alcanzar los cinco metros de longitud, lo que le convierte en uno de los más grandes del mundo. Sin embargo, se conoce su lentísimo ritmo de crecimiento: aproximadamente de un centímetro al año, lo que ya sugiere que estos peces gozan de una longevidad excepcional, según publica la agencia Sinc y que recoge Europa Press. Los resultados de los análisis demuestran que la esperanza de vida media de Somniosus microcephalus es de, al menos, 272 años. Pero, además, se calculó que los dos tiburones más grandes recogidos, de 493 cm y 502 cm de largo, tenían cerca de 335 y 392 años de edad, respectivamente.

CAPTURADO UN TIBURON DE 400 AÑOS

Los métodos tradicionales utilizados para determinar la edad de un animal se basan en análisis del tejido calcificado, pero este elemento es escaso en los tiburones de Groenlandia. Por esta razón, un equipo internacional de investigadores liderado por el biólogo marino Julius Nielsen, de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), ha aplicado técnicas de datación por radiocarbono al cristalino de los ojos de 28 hembras capturadas de forma aleatoria y accidental en redes de arrastre. "Hemos utilizado solo hembras para minimizar las incertidumbres asociadas a patrones de crecimiento específicos del sexo, además de que en la zona donde se recogieron las muestras -el entorno de Groenlandia- las hembras son más comunes y así tenemos más datos", aclara Nielsen a Sinc. Los resultados de los análisis demuestran que la esperanza de vida media de Somniosus microcephalus es de, al menos, 272 años. Pero, además, se calculó que los dos tiburones más grandes recogidos, de 493 cm y 502 cm de largo, tenían cerca de 335 y 392 años de edad, respectivamente. Hasta el momento eran las ballenas boreales de Groenlandia (Balaena mysticetus) quienes ostentaban el honor de animal vertebrado más longevo, con una vida estimada de 211 años, pero los nuevos datos relegan a este mamífero marino al segundo lugar. "El margen del error para el tiburón más viejo que hemos encontrado es de 392 ¿ 120 años, pero incluso aunque fuera el valor más bajo (392-120 = 272 años), el tiburón de Groenlandia aún sería el animal vertebrado más longevo del mundo", destaca Nielsen.

MADUREZ SEXUAL A LOS 156 AÑOS

Los investigadores también han calculado que las hembras alcanzan su madurez sexual al menos cuando tienen 156 años, teniendo en cuenta estudios previos donde se señala que esta condición se adquiere al superar los 4 metros de longitud. Respecto al motivo por el que estos peces gozan de una vida tan larga, los científicos todavía no lo tienen claro: "Son animales de sangre fría que habitan en las gélidas aguas árticas, por lo que su temperatura corporal también es muy baja -apunta Nielsen- . Probablemente esta baja temperatura corporal está relacionada con su bajo metabolismo, pero creo que hay algo más. Otros peces árticos no viven tanto tiempo, en absoluto. Espero que podamos descubrir lo que hace que el tiburón de Groenlandia viva tanto". El biólogo marino recuerda que se sabe muy poco sobre esta especie: "Necesitamos tener más datos sobre su biología y el tamaño de la población para poder evaluar su estado de conservación (si está amenazada y en qué grado), además de resolver muchos interrogantes sobre su comportamiento: cómo atrapan a sus presas si aparentemente son tan lentos, dónde se aparean y dan a luz a sus crías. ¿Realmente son ciegos debido a un parásito que tienen en los ojos? No estoy tan seguro, a pesar de lo que se pueda leer por internet". El tiburón de Groenlandia todavía puede deparar muchas sorpresas.