Energía solar «a la carta» para ahorrar

Una vivienda cubierta de paneles solares en Coburgo (Alemania)
Una vivienda cubierta de paneles solares en Coburgo (Alemania)

La Unión Europea ha puesto en marcha un sistema vanguardista que permitirá instalar más centrales eléctricas solares que logren generar energía más respetuosa con el medio ambiente y con mayor eficiencia y que al mismo tiempo logrará que Europa se mantenga al frente de las tecnologías energéticas.

En concreto, se trata de unos sensores que detectan cambios en la temperatura, el viento y la velocidad del flujo del ventilador. Estos datos se introducen en algoritmos que regulan de forma constante la velocidad del ventilador del sistema. De esta forma se puede mantener una temperatura y una presión óptimas en el condensador con independencia de las condiciones ambientales.

El proyecto, que lleva por nombre MACCSOL ("The Development and Verification of a Novel Modular Air Cooled Condenser for Enhanced Concentrated Solar Power Generation"), está liderado por Irlanda, y si llega a buen puerto podría influir sobremanera en la economía y la sociedad, pues implicaría un aumento de instalaciones de energía solar concentrada (ESC), incluso en zonas desérticas con escasez de agua, y una reducción de costes de la generación eléctrica, según explica la agencia de la UE Cordis.

Los investigadores de MACCSOL entienden que su sistema es capaz de reducir el coste de la producción energética mediante ESC en un 2 % por kilovatio hora en comparación con los sistemas de refrigeración en seco existentes.