MENÚ
viernes 24 mayo 2019
08:52
Actualizado

Las aves cambian sus rutas migratorias

Entre otros factores, por la presión del hombre

  • La cigüeña blanca, una de las muchas especies que ha modificado sus rutas. En la imagen, dos ejemplares en Tudela (Navarra)
    La cigüeña blanca, una de las muchas especies que ha modificado sus rutas. En la imagen, dos ejemplares en Tudela (Navarra)
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

10 de mayo de 2017. 07:27h

Comentada
Madrid. 10/5/2017

Algunas aves están cambiando su migración, zonas de reproducción e invernada, y su fenología migratoria en las últimas décadas debido

a que se adaptan tanto a los cambios naturales como a los provocados por los seres humanos, según afirmó este miércoles SEO/BirdLife coincidiendo con el Día Mundial de las Aves Migratorias, informa Servimedia.

El lema de esta conmemoración es ‘Su futuro es nuestro futuro’ con el fin de sensibilizar sobre la necesidad de proteger las aves migratorias y sus hábitats. Este Día Internacional está coordinado por las Secretarías de la Convención sobre la conservación de las especies migratorias de animales silvestres (CMS, por sus siglas en inglés) y el Acuerdo para la Conservación de las Aves Acuáticas Migratorias de África y Eurasia (AEWA, en inglés).

Las aves migratorias son indicadores de la salud del planeta y del funcionamiento de los ecosistemas. La recuperación de tierras, la degradación del hábitat y la matanza ilegal trastornan los servicios que prestan los ecosistemas interconexos a todas las formas de vida sobre la Tierra.

Las que recorren largas distancias dependen de la disponibilidad de redes ecosistémicas sanas. El correlimos gordo recorre 14.000 kilómetros desde el hemisferio sur hasta el círculo polar ártico para reproducirse. La pérdida de hábitat en los sitios de escala a lo largo de las costas del mar Amarillo y la costa atlántica ha provocado la drástica reducción de la población de esta especie, alcanzando al 80% en América desde el año 2000.

Los animales migratorios y las personas comparten el mismo planeta y los mismos recursos limitados. Esta coparticipación se refleja en el lema de este año. La campaña de este año exhorta a las personas de todo el mundo a proteger las aves y el planeta para construir un futuro mejor.

Millones de aves realizan cada año su migración desde sus zonas de reproducción hasta sus lugares de invernada buscando en cada época del año el lugar más adecuado para alimentarse. Pueden ser vistas surcando los cielos en sus largos y arriesgados viajes. La migración es uno de los espectáculos más emocionantes que ofrece la naturaleza.

Gracias al marcaje de aves dentro del programa Migra, que desarrolla SEO/BirdLife con colaboración de la Fundación Iberdrola España, con las nuevas tecnologías se están constando cambios en la migración de algunas especies, entre ellas algunas tan populares y conocidas como la cig~eña blanca y el águila calzada. España presenta una ubicación privilegiada para observar la migración de las aves, al situarse en medio de la ruta de migración entre Europa y África. De ahí que millones de aves atraviesen el territorio español durante los meses de migración. Este largo viaje no está exento de peligros y amenazas, muchos de ellos naturales, como son las barreras geográficas, la climatología, los depredadores, o la búsqueda de alimento y refugio en las zonas de descanso. En las últimas décadas, las aves migratorias deben enfrentarse además a los peligros añadidos por la presencia y actividad del hombre: cambios o destrucción del hábitat, caza ilegal, tendidos eléctricos, aerogeneradores, veneno, caza ilegal, cambio climático... Todo ello hace que la migración de las aves no sea siempre igual. Las aves se van adaptando a medida que van apareciendo cambios, tanto naturales como provocados por el hombre.

Gracias a las nuevas tecnologías, a través de aparatos de seguimiento remoto de aves se puede conocer la posición del ejemplar marcado con un detalle y precisión inimaginables hace sólo 30 años. Emisores vía satélite, geolocalizadores, ‘data-loggers’ y modernos emisores vía telefonía móvil proporcionan una información fundamental para conocer los movimientos y migración de las aves, que es aplicada a su conservación a escala mundial. Las causas de los cambios migratorios varían. Por ejemplo, en el caso de la cig~eña blanca se debe a la disponibilidad de nuevas fuentes de alimento aportadas por el hombre, pero pueden ser muy variadas como cambios de hábitat, calentamiento global, nuevas dificultades en los viajes o nuevas fuentes de alimentación.

Aunque la cigüeña blanca históricamente invernaba en África, en las últimas décadas ha cambiado sus costumbres, hasta el punto de que ahora muchas prefieren los campos españoles para invernar, donde arrozales

y basureros son una nueva fuente de alimentación que les permite soportar el invierno en tierras peninsulares, sin necesidad de marcharse hasta la lejana África subsahariana. Además, el comportamiento migratorio depende de la edad del ave: los adultos tienden a quedarse en España, mientras que la mayoría de los jóvenes cruzan el Estrecho hasta el continente africano. Sin embargo, algunos adultos prefieren seguir viajando a África año tras año, a pesar de las dificultades del viaje y de los problemas de llegar más tarde a su territorio.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas