Las mascotas toman las «apps»

Los «smartphones» ofrecen una gran variedad de aplicaciones que facilitan el cuidado y la interacción de perros y gatos con su dueño.

La app «Perfect Dog» permite elegir al futuro dueño el can que más se adapte a su personalidad y estilo de vida.
La app «Perfect Dog» permite elegir al futuro dueño el can que más se adapte a su personalidad y estilo de vida.

Los «smartphones» ofrecen una gran variedad de aplicaciones que facilitan el cuidado y la interacción de perros y gatos con su dueño.

La tecnología ha conseguido hacerse un hueco incluso en los aspectos más rutinarios del día a día, facilitando gestos absolutamente cotidianos. Hay aplicaciones para todo. Pero las multas se pagan y las dietas se rompen. Sin embargo, la convivencia con nuestro animal de compañía es algo de lo que no deberíamos descansar. Ni cansarnos. Por suerte, contamos con una variada oferta tecnológica para echarnos una mano en cuestiones tan prácticas como lúdicas del cuidado de nuestra mascota. Y es que el «smartphone» se puede convertir en nuestro mejor aliado.

Una de las «app» que más útil le puede ser a la persona que se plantea tener una mascota es «Perfect Dog», que nos ayuda a seleccionar la raza que más se amolda a nosotros y al ritmo de vida que llevamos, gustos a parte. Otra aplicación también útil para estos primeros pasos es «Nombres para perros». Te ayudan a elegir en caso de duda.

Una vez escogido a nuestro amigo fiel, lo primero que debemos cuidar es su salud. Por eso Cruz Roja ha ideado «Pet First Aid» (primeros auxilios para nuestra mascota), una aplicación disponible tanto para dispositivos de Apple como para Android que incluye instrucciones para reaccionar ante posibles accidentes y videos demostrativos. Asimismo, incluye una guía de los veterinarios más cercanos en caso de emergencia. También «iKibble Free» funciona en los dos sistemas y pretende evitarnos sustos innecesarios dando respuesta a una pregunta que surge a menudo: ¿puede mi perro comer esto? En el caso de los amantes de los gatos, Cat Food Nutrition Calculator –para Android– y Cats Nutrition Calculator –para iOS– serán nuestras aliadas a la hora de controlar su alimentación. Son calculadoras nutricionales que contabilizan cada «recompensa» que le das a tu perro o cada loncha de jamón que come nuestro gato.

Otro sobresalto que atraviesan muchos dueños de animales de compañía es el de no saber dónde está. Aunque suele solucionarse con un par de llamadas o silbidos (alguno más si es cabezota), cuando la cosa es más seria, «Finding Rover» puede sernos de gran ayuda. Basta con tomar la precaución de registrar a nuestra mascota en la base de datos. En caso de perderse, quien la encuentre podrá hacer una foto de ella y dejar que la aplicación haga el resto del trabajo: buscar la coincidencia y avisar al propietario. Él también puede utilizarla en el sentido contrario, enviando un aviso de extravío al resto de usuarios cercanos. Quizá después de pasar por esta experiencia (si es antes, mejor) apreciemos más la importancia de entrenar la obediencia de nuestro perro, tarea en la que puede sernos de gran utilidad «Dog Whistler».

Si una vez que nos hemos curado en salud queda aún espacio en nuestro dispositivo, es momento de pensar en la aplicación «Mascotas Bienvenidas». Cada vez son más los establecimientos que permiten la entrada a los animales, pero está lejos de ser una práctica generalizada. Gracias a esta descarga podremos hacer planes en cafeterías, restaurantes, hoteles y tiendas sin necesidad de excluirlos. Aun así, si tenemos prevista una escapada no apta para amigos cuadrúpedos, «Dogbuddy» y «Gudog» funcionan como si de un «Airbnb» canino se tratasen, poniéndonos en contacto con cuidadores, guarderías o alojamiento temporal para que nuestro perro esté perfectamente atendido.

Por supuesto, son muchas más las alegrías que las preocupaciones que se desprenden de compartir nuestra vida con una mascota. Por eso, igual que existen todas estas aplicaciones para echarnos una mano con su cuidado, hay una oferta grandísima para los momentos de juegos compartidos. Si hay un rey de internet son, sin duda, los gatos: gatos gordos, gatos peludos, gatos calvos, gatos enfadados y gatos atrapados arrasan en Facebook e Instagram. Y hay que reconocer el mérito de quienes, con suerte o paciencia, han logrado captar la atención de estos animales en tan graciosas situaciones. Todos ellos agradecerán sin duda la ayuda que brinda «Snapcat»: la aplicación despierta la curiosidad del felino con un punto rojo que, deslizándose de un lado a otro de la pantalla, imita un puntero láser. Es el propio gato quien, al tratar de atraparlo, activa la cámara. Es decir, gracias a «Snapcat» nuestra mascota se hace un «selfie». Desgraciadamente, tan sólo los gatos de usuarios de Android podrán presumir de ello. Los dueños de perros que quieran competir en «likes» con los mininos no tienen más que descargar «BarkCam», que permite escoger el tipo de sonido que atrae la atención del can para que pose, editar la foto con filtros, stickers y mensajes y compartirla con otros usuarios. Los felinos más juguetones también se pueden divertir con «Crazy Cat», la «app» que le permite perseguir a todo tipo de animales que aparecen en la pantalla gracias a su pata.

Si, en cambio, figuramos aún entre los consumidores de fotos gatunas y vídeos perrunos pero no tenemos uno en casa con quien salir a correr o de quien hacer una auténtica estrella de las redes, es muy posible que nos hayan entrado ganas. Ya saben, ahora sólo es cuestión de ponerse y, ¿quién sabe?, tal vez sea el nuevo «instagramer» de moda.