MENÚ
martes 18 diciembre 2018
02:58
Actualizado

Los bastoncillos de los oídos tardan 300 años en destruirse

Campaña de concienciación en un ayuntamiento madrileño para controlar su uso

  • Un niño utilizando un bastoncillo para los oídos
    Un niño utilizando un bastoncillo para los oídos
Alpedrete (Madrid).

Tiempo de lectura 2 min.

02 de marzo de 2018. 07:26h

Comentada
Alpedrete (Madrid). 2/3/2018

«Diez minutos en tus manos y 300 en la Tierra», es el lema de la campaña mensual de concienciación medioambiental puesta en marcha por el Ayuntamiento de Alpedrete, que usa los bastoncillos para informar de los residuos que generan los objetos de uso cotidiano y los perjuicios que causan.

Cada mes el Ayuntamiento de este municipio del noroeste de Madrid, de 14.400 habitantes, sensibiliza sobre un tema diferente, han informado en un comunicado desde el Consistorio, que decidió el mes pasado informar sobre las bolsas de plástico -objetos que tardan 400 años en degradarse-.

Un bastoncillo de los oídos tarda 300 años en degradarse, y para ilustrar la campaña el Ayuntamiento de Alpedrete ha escogido la imagen del fotógrafo estadounidense Justin Hofman -que se ha hecho mundialmente famosa- y en la que se ve a un caballito de mar rodeado de plástico, basura y aguas residuales.

La imagen la hizo Hofman en aguas de Indonesia cuando captó ante su cámara a un caballito aferrado a un bastoncillo de plástico para luchar contra la corriente marina.

Ese minúsculo animal se ha «convertido en un icono» en todo el mundo, y en el caso del Ayuntamiento de Alpedrete ha servido para concienciar sobre el uso de los bastoncillos, que aparte de un problema para la salud -según los especialistas-, lo es para los cauces de los ríos o el mar, así como para las aguas residuales.

En noviembre de 2016, la comisión de Cambio Climático del Congreso de los Diputados aprobó una proposición no de ley en la que se instaba al Gobierno español que prohibiese el uso, comercialización, importación y exportación de bolsas de plástico de un solo uso.

Según el Ayuntamiento de Alpedrete, esta proposición incluía que los bastoncillos estuvieran fabricados en un 50 % con sustancia biodegradables procedentes de materias orgánicas desde el 1 de enero de 2018, pasando a un 60 % en 2020.

En España, se recicla solo el 30 por ciento de los plásticos, material presente prácticamente en todo lo que nos rodea actualmente. EFE

Últimas noticias