Los perros, siempre con chip

Los perros con microchips son devueltos con rapidez en caso de pérdida
Los perros con microchips son devueltos con rapidez en caso de pérdida

«Cuando rescatamos a un animal maltratado es imposible intentar denunciar a alguien que no sabemos quién es. Por eso recalcamos la importancia de que se cumpla la obligatoriedad de poner microchip a perros y gatos», manifestó Nacho Paunero, presidente de El Refugio. El uso del chip identificativo en los cánidos es un elemento totalmente indispensable. Desde esta protectora de animales se recalca esta necesidad, a la par que alertan de que sólo el 80% de los perros que reciben carecen de microchip.

En este sentido, El Refugio convocó el pasado domingo en la madrileña Puerta del Sol una concentración para mostrar su «absoluta repulsa» ante el maltrato y el abandono de animales. Así, coincidía con el inicio de la campaña de vacunación antirrábica y de identificación animal de la Comunidad de Madrid. «Un año más, las cifras de este tipo de hechos continúan sin disminuir», afirmó Paunero. Por eso, pide a las comunidades autónomas y ayuntamientos que «se ejerza más presión sobre los propietarios de núcleos zoológicos como criaderos y rehalas de perros utilizados para la caza, que en muchos casos se encuentran en situación totalmente irregular, sin identificar ni vacunar a los animales, y que significan dos de los focos principales de abandono y el maltrato de animales en España».

Cientos de perros y sus dueños pudieron darse cita en el lugar para apoyar el lema de la campaña: «Identifícate con ellos». El protagonista del acto fue Greco, un Pitbull al que El Refugio rescató en la provincia de Toledo después de recibir una brutal paliza por parte de su dueño con una barra de hierro. El supuesto maltratador, que dejó al perro en un contenedor de basura, fue denunciado y la protectora se personó como acusación. Gracias a algunos testigos se pudo denunciar a ese hombre, porque Greco no contaba con un chip identificativo. Por eso esta protectora no se cansa de insistir en la necesidad de la implantación de los microchips tanto en perros como en gatos. Con este dispositivo se puede denunciar a aquellos que los abandonan, porque no todos tienen la misma suerte que Greco.

El invitado de lujo del acto vive hoy feliz junto a su nueva familia y además ayuda a otros perros abandonados. Sus dueños, Itziar Aydillo y Christophe Salmón, se ocuparon de él cuando lo recibió El Refugio, pero acabaron quedándoselo. «Necesitaba cuidados especiales por las palizas que le dio su dueño. Incluso tenía una pata rota», indicó. Es un perro con carisma, «es especial y por eso sigue con nosotros y hasta el final de sus días». Así, Itziar hizo hincapié en que esta raza, que se considera peligrosa, «es muy buena». Además, debido a los malos tratos recibidos por su antiguo dueño, «cuando nos ve con escoba o cualquier otro objeto alargado se asusta bastante. También le tiene miedo a los barrenderos o a la gente que ve con paraguas».