MENÚ
jueves 22 agosto 2019
18:10
Actualizado

Siete parejas de halcones se instalan en Madrid

Se han asentado en la capital de forma natural

  • Halcón peregrino en Madrid
    Halcón peregrino en Madrid
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

04 de mayo de 2015. 12:24h

Comentada
Madrid. 4/5/2015

Ya son al menos siete las parejas de halcones peregrinos de origen silvestre que están criando en edificios de la ciudad de Madrid. A la colonia de halcones urbanos madrileños se sumó en 2014 una hembra muy especial, pues es un ejemplar anillado por SEO/BirdLife en el año 2011, cuando nació en la ciudad de Madrid. Es de este modo, el primer caso contrastado de un pollo nacido en la capital que vuelve a la ciudad a criar.

Estaríamos ante “el halcón más castizo de Madrid, o en este caso, la halcona más castiza”, bromea Arantza Leal uno de los técnicos de SEO/BirdLife responsable del seguimiento de los halcones. Hasta ahora solo se habían observado –gracias a la lectura de las anillas que portan– individuos marcados de otros dos grandes núcleos de cría: el denominado ‘Sierra’, situado a lo largo de la Sierra de Guadarrama y ‘Campiña’, localizado a lo largo de los cortados fluviales de los ríos Henares, Jarama, Tajuña y Tajo.

Es precisamente en estas fechas de primavera cuando los halcones empiezan a tener a sus crías y cuando los técnicos de SEO/BirdLife, ayudados por veterinarios de Grefa, acceden brevemente a los pollos para marcarlos con anillas identificativas, pesarles, medirles y tomar muestras de sangre.

Las tareas que se llevan a cabo con los halcones cuentan con la autorización de la Comunidad de Madrid y en ellas participa a menudo personal del cuerpo de Agentes Forestales.

“La colaboración ciudadana es esencial para el seguimiento de los halcones. Muchos de ellos anidan en edificios o viviendas particulares, cornisas, salientes o jardineras de bloques altos”, señala un comunicado de SEO/BirdLife.

¿Qué hacen los halcones en Madrid?

Mientras en su medio natural el halcón peregrino (Falco peregrinus) ha sufrido una fuerte regresión por diversos motivos como el deterioro del hábitat, el uso de pesticidas, los expolios de nidos para la cetrería y la fuerte competencia de otras rapaces, algunos ejemplares se han ido estableciendo en el casco urbano de la capital, donde, al parecer, se desenvuelven con soltura.

Desde 1996 SEO/BirdLife realiza seguimientos del halcón peregrino en la Comunidad de Madrid, “elaborando censos, siguiendo la reproducción y vigilando los nidos, ya que los expolios eran frecuentes”, afirma Leal.

El seguimiento de las parejas nidificantes de la ciudad de Madrid se realiza desde hace años, con acciones puntuales como la colocación de cajas nido para favorecer el asentamiento de las parejas en lugares seguros de cría. En el Museo de América (Moncloa) se colocó una en 2007 y se instaló una cámara web para seguir la evolución de las aves.

Últimas noticias