MENÚ
domingo 18 agosto 2019
06:27
Actualizado

Un cambio en la forma de consumir agua

Ecofluvia orienta su actividad hacia la sostenibilidad global y una cruzada contra el plástico y los residuos que dañan el Medio Ambiente

  • 100 miligramos de petróleo se necesitan para producir una sola botella de plástico que puede tardar más de 400 años en degradarse
    100 miligramos de petróleo se necesitan para producir una sola botella de plástico que puede tardar más de 400 años en degradarse /

    Archivo

Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

15 de julio de 2019. 10:54h

Comentada
Redacción.  Madrid. 15/7/2019

Las cifras son demoledoras y el panorama cada vez más desolador. Se necesitan 100 miligramos de petróleo para producir una sola botella de plástico que puede tardar más de 400 años en degradarse tras flotar en los mares y océanos que cubren el 71% del planeta. En España, país cada vez más concienciado con el reciclaje y el respeto al Medio Ambiente, aproximadamente el 50% de plástico va a los vertederos.

Más dramática resulta la contaminación de nuestros mares, donde muchos peces confunden el plástico con el alimento al desprender un olor parecido, y este envenenamiento fácilmente puede terminar en nuestros estómagos.

Sin ser conscientes de ello, el consumo de agua puede contribuir a esta contaminación. Pero existen proyectos como el de Ecofluvia que tratan de evitarlo. Y es que sus dispensadores de agua micro filtrada (Brita) contribuyen a que los usuarios se comprometan con la sostenibilidad cada vez que dejan de utilizar envases plásticos y reducen, a su vez, la huella de carbono que se deriva del transporte del agua.

La compañía sostiene que comprar, transportar y almacenar agua en botellas de plástico se ha vuelto absolutamente innecesario. El consumo de agua del grifo puede suponer una alternativa a la embotellada, más amigable con el cuidado del Medio Ambiente.

Transporte

En comparación con los escenarios donde las botellas de plástico son transportadas en distancias superiores a los 300 km, los dispensadores de agua micro filtrada alimentados por la red tienen un impacto ambiental significativamente menor, de hasta en un 30 por ciento.

Cada 1.000 litros de agua en botellas de plástico producen emisiones de 194 kgs de CO2 que se liberan a la atmósfera. La Unión Europea ha tomado buena nota del problema al que nos enfrentamos y, por ello, ha aprobado directivas encaminadas a la reducción del uso de botellas, bolsas de plástico e incluso a su prohibición en ciertas áreas. En el año 2025 se deberá limitar el uso de bolsas plásticas a 25 unidades por habitante y año.

De acuerdo con esta filosofía, Ecofluvia propone eliminar envases de plástico de un solo uso con los dispensadores de agua micro filtrada. Los artículos profesionales y de consumo Brita, subrayan, contribuyen a una reducción en el consumo y desechos de plásticos con solo apretar un botón.

Pero el agua surtida por estos dispensadores no solo supone un compromiso con nuestro planeta, sino que es de más calidad que la embotellada, defienden, y supone una enorme reducción en lo que al coste por litro se refiere.

Ecofluvia se define como una empresa sostenible, que crea valor económico, medioambiental y social a corto y largo plazo, y que trata de contribuir así al aumento de bienestar y del progreso de las generaciones presentes y futuras.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs