MENÚ
viernes 19 julio 2019
01:12
Actualizado

Montserrat Caballé, la madre de las voces

La hija de la soprano, que no pudo estar presente por enfermedad, envió unas palabras de agradecimiento

  • Un momento del homenaje tributado a la diva catalana / LA RAZÓN
    Un momento del homenaje tributado a la diva catalana / LA RAZÓN

Tiempo de lectura 2 min.

26 de febrero de 2019. 04:09h

Comentada
Gema Pajares.  26/2/2019

Un resfriado ha hecho que Montserrat Martí Caballé no pudiera recoger ayer el premio a la Trayectoria Ejemplar destinado de manera póstuma a su madre. Le hacía especial ilusión. El pasado domingo cantó en Zamora y, a pesar de que en este invierno aún que se quiere hacer pasar por primavera las temperaturas hayan subido unos cuantos grados, en la ciudad castellano leonesa el frío sigue siendo frío. Y la garganta de la soprano se resintió. Hablamos con ella días antes y sabíamos que esperaba con ilusión que llegara el día.

No ha podido ser, pero la hija de la gran Caballé envió ayer al periódico un audio, casi sin voz, para dar las gracias por el galardón: «Buenas tardes. Quiero agradecer en nombre de toda la familia este premio póstumo que yo me comprometí a recoger personalmente, pero me encuentro con fiebre alta y eso hace imposible que pueda desplazarme hoy a Madrid con gran pena. Muchísimas gracias por el honor que hacéis a la memoria de mi madre. Gracias de verdad».

Nos había dicho que le llenaba de alegría «este premio a mamá», del que ella se hubiera sentido orgullosa. No pudo ser. Pero Montserrat Caballé, que falleció el pasado 6 de octubre de 2018, estuvo ayer en la memoria de todos durante la entrega de los galardones.

La suya fue una trayectoria completa, plena, llena de premios y reconocimientos, pero no exenta de trabajo diario. De esfuerzo. Mucho. Esa entrega y esa dedicación fueron las que supo y quiso transmitir a sus hijos. Y ése es el camino que ha seguido Montserrat Martí Caballé.

Unas cuantas fueron las veces que pudimos compartir conversación con ella. Jamás perdió el humor y nunca esquivó ninguna pregunta. Era de risa franca y charlar con ella significaba recibir una desinteresada lección.

El Gran Teatro del Liceo de Barcelona –su «casa», como a Caballé le gustaba llamarlo– rendirá homenaje a la diva el próximo 12 de abril y contará con la presencia de primeras figuras de la lírica y grandes amigos de la cantante, como Josep Carreras o Al Bano, entre otros. Un homenaje en el que se pensó pocas horas después de morir, cuando los coliseos de todo el mundo rendían homenaje a la que se denominó «superba». La familia aceptó pero pidió un poco de tiempo: «Cuando estemos más tranquilos», decía Martí Caballé todavía noquedada por la pérdida de la madre. Más próximo en el tiempo, el jueves, será la localidad granadina de Motril la que recuerde a la soprano a través de un recital de su hija, que estará acompañada por el barítono Luis Santana, la mezzo Beatriz Gimeno y el pianista Antonio López.

Últimas noticias