Adicciones

Las mujeres son sensibles a la cocaína según su ciclo menstrual

Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de desarrollar una adicción, probar la cocaína a una edad más temprana, consumir mayores cantidades de la droga y sufrir sobredosis

Barcelona, la ciudad con más cocaína en sus desagües
Los efectos varían según el sexolarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@446f6d8f

Un nuevo realizado por investigadores de la Universidad de Texas en Arlington (EEUU) muestra que la hormona sexual femenina estradiol, que fluctúa según el momento del ciclo menstrual, es responsable de por qué las mujeres SON más susceptibles a la adicción a la cocaína que los hombres.

Estudios anteriores centrados en el consumo de cocaína han descubierto que las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de desarrollar una adicción, probar la cocaína a una edad más temprana, consumir mayores cantidades de la droga y sufrir sobredosis.

Ahora, este nuevo estudio publicado en la revista "Pharmacology Biochemistry and Behavior", finalmente valida lo que los científicos han sospechado durante mucho tiempo que las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de desarrollar una adicción, probar la cocaína a una edad más temprana, consumir mayores cantidades de la droga y sufrir sobredosis, en parte, por una cuestión hormonal.

"Por primera vez, hemos demostrado que el estradiol mejora la recompensa condicionada por la cocaína. Nuestra investigación llena un vacío significativo en el conocimiento de la adicción a las drogas y proporciona un vínculo crucial para comprender cómo los niveles hormonales fluctuantes pueden hacer que las mujeres sean más sensibles a los efectos gratificantes de la cocaína", señala Linda Perrotti, profesora y presidenta del Departamento de Psicología de la UTA y autora principal del estudio.

Utilizando una técnica de investigación bien establecida llamada preferencia de lugar condicionada, los investigadores encontraron niveles más altos de sensibilidad entre las mujeres que fluctuaban dependiendo de dónde se encontraban en sus ciclos reproductivos.

En particular, explica la investigadora, "ahora hemos demostrado que las mujeres tienen una mayor sensibilidad a los efectos gratificantes agudos de la cocaína en relación con el momento en que se encontraban en su ciclo. Esta investigación nos brinda una nueva comprensión de cómo reacciona el cerebro a la cocaína, proporcionando información invaluable sobre el uso y la dependencia de la cocaína en los humanos".