MENÚ
sábado 17 agosto 2019
23:52
Actualizado

Ni costaleros ni mantillas en los colegios de Sevilla

La inspección de Educación prohíbe a los centros organizar procesiones infantiles, pese a ser una práctica avalada por la Consejería.

  • En provincias como Sevilla es casi una tradición que los niños escenifiquen la Semana Santa
    En provincias como Sevilla es casi una tradición que los niños escenifiquen la Semana Santa
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

03 de abril de 2019. 13:50h

Comentada
M. González Q. .  Sevilla. 3/4/2019

ETIQUETAS

Sacar un paso o una Cruz de Mayo en Sevilla por las calles, con los niños como nazarenos y costaleros, vestidos de Guardia Civil e incluso mantilla, es una costumbre popular en enclaves donde la Semana Santa forma parte de la cotidianidad. Una tradición, como apuntarse a una hermandad, que trasciende el ámbito de la religión y enlaza con las costumbres populares. También se visten de corto o de gitana en Feria. Ahora, la inspección de Educación de Sevilla ha prohibido esta práctica en los centros escolares públicos, tras la petición expresa de la plataforma Sevilla Laica, amparada en la queja de algunos padres. La Delegación de Educación entiende que no puede haber procesiones infantiles en horario escolar porque se discrimina a los alumnos que no estudian Religión.

En concreto, Sevilla Laica protestó por los actos previstos en el CEIP Giner de los Ríos de Mairena del Aljarafe y el CEIP Guillena, del municipio homónimo. El pasado año pasó algo similar en Dos Hermanas y Osuna. Los padres reclaman que la escuela es «un lugar neutro y laico» y hablaron con las direcciones de los centros para «defender el derecho fundamental de sus hijos a elegir la opción de Valores» y no la de Religión y entendiendo que con la salida de los pasos infantiles puede haber «sufrimiento» y «consecuencias negativas y tristes» para los alumnos de Infantil y Primaria. La polémica llegó a tal punto que la Consejería de Educación y Deporte recalcó ayer que las actividades de Semana Santa suspendida en varios centros educativos de Sevilla cuentan con la cobertura legal exigida por la normativa en vigor. Esta actividad de simulación está, además, diseñada por el profesorado del centro y aprobada a propuesta tanto del equipo de ciclo como del directivo, así como por el Consejo Escolar. La Consejería defendió que dicha actividad se encuentra circunscrita a la materia de Religión católica y que prevé otra actividad alternativa para atender educativamente al alumnado que no participe. Los padres de Sevilla Laica consideran que «una procesión de Semana Santa puede disfrutarse en la calle, pero no en una escuela pública». La decisión ha suscitado la polémica en vísperas de la fiesta más importante de Sevilla. La Delegación de Educación de la Junta señala que hasta las actividades de las clases de Religión deben regirse por el proyecto del centro y ser aprobadas en el Consejo Escolar. En Mairena del Aljarafe finalmente se suspendió la actividad, en Guillena hay reservas. En centros de Sevilla Este ya hay quejas para frenar los pasos infantiles. Sevilla Laica habla de «remedos de procesiones con niños de tres a seis años» y alude a que, «según los obispos, es catequesis cualquier procesión de Semana Santa». Estos padres critican que sus hijos «quedan excluidos, por no haber elegido la opción de Religión, por lo que son separados de su propia aula y de sus compañeros de todos los días» e, incluso, aluden a que «nos cuenta una profesora de Infantil que los niños salen de su aula llorando».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs