Quiero una copia de mi futuro bebé en 3D

Las "copias"se pueden hacer en tres tonalidades de piel distintas
Las "copias"se pueden hacer en tres tonalidades de piel distintas

Todos los padres están impacientes por las primeras ecografías, pero sobre todo, los que tengan acceso a ellas, por las 4D, en las que se puede ver claramente la cara de su futuro bebé. Pues bien, si no quieren esperar a que nazca, pueden tener una copia a tamaño natural gracias a las impresoras 3D. Para ello, una compañía se realiza una ecografía y se crea una figura personalizada, con los rasgos faciales, la posición del cuerpo e, incluso, el tono de la piel. Los modelos se producen usando la última tecnología de impresión en 3D y una de tamaño natural de encargo del bebé cuesta 500 euros. La representación más pequeña disponible es de algo más de 160 euros. La compañía que los comercializa, con sede en California, trabaja para recaudar 15,000 dólares para comprar una nueva impresora 3D. "El embarazo de un hijo es una experiencia que solo se vive una vez en la vida. Recordemos estos sentimientos otra vez con su propio bebé 3D", afirma la web.

"Es una gran manera de compartir la emoción de su bebé con la familia y amigos. Los bebés vienen en tres tamaños: tamaño natural, mediano (cuatro pulgadas) y pequeño.