Inhalar desodorante, la nueva y peligrosa moda adolescente

La menor fallecida no bebía ni fumaba y quería ser médico de las fuerzas aéreas
La menor fallecida no bebía ni fumaba y quería ser médico de las fuerzas aéreas

La imaginación adolescente no cesa en la búsqueda de nuevas sensaciones. En la mayoría de las ocasiones, las prácticas que llevan a cabo suelen ser peligrosas para la salud, que pueden acabar en muerte. Es el caso de una niña británica de 14 años que ha fallecido después de inhalar el gas de un spray desodorante.

Caitlyn Allen, 14, de Billingham, Teesside, se derrumbó en la casa de un amigo después de llevar a cabo esta práctica. De inmediato, fue traslada a un hospital, pero los médicos no pudieron salvarla, informa el diario británico "The Mirror".

La familia todavía no ha podido asumir lo ocurrido. Kelly Brown, de 34 años, declaró que nunca había oído hablar del uso del desodorante antes de la muerte de Caitlyn. "El uso de esta sustancia peligrosa está totalmente fuera de lugar. "Sólo quiero que otros padres sepan que esto le podría suceder a sus hijos". "Ella era una chica normal y saludable, que amaba el deporte, a su familia y a sus amigos. "Ha sido un trágico accidente, era la primera vez que lo hacía. No tomaba ni alcohol ni fumaba", añadió.

El patólogo Mark Egan, responsable de la autopsia, dijo que la causa de la muerte fue inhalación del gas de butano que se encuentra en el propulsor de los aerosoles. Asimismo, añadió que esta práctica puede causar la muerte de varias formas: inhibir la función del cerebro y puede provocar el colapso de los órganos internos.