Prohíben a los altos cargos chinos fumar en público

El Partido Comunista de China (PCCh) ha ordenado a sus altos cargos de todos los niveles que no fumen en público con el fin de mejorar la imagen de los políticos nacionales y ayudar a concienciar a los fumadores de los peligros del tabaco.

Los funcionarios gubernamentales tendrán prohibido fumar u ofrecer cigarrillos durante actos oficiales, o usar fondos públicos para comprar tabaco, señaló una nueva circular del PCCh, de la que se hace eco la agencia oficial Xinhua.

"Algunos altos cargos fuman en lugares públicos, lo que no sólo pone en peligro el medio ambiente y la salud, sino que daña la imagen del partido, las instituciones y los líderes", asegura la nota oficial.

Ésta también recuerda a los altos cargos que fumar está prohibido, no sólo para ellos sino para toda la ciudadanía, en escuelas, hospitales, instalaciones deportivas y vehículos de transporte público.

China es el mayor productor y consumidor mundial de tabaco, con 300 millones de fumadores.