MENÚ
miércoles 19 septiembre 2018
18:35
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

El GPS revolucionará nuestras vidas

Cuando este dispositivo comience a comunicarse con electrodomésticos inteligentes se podrá programar para preparar el café, hacer la lista de la compra y hasta activar la lavadora

  • El GPS revolucionará nuestras vidas

Tiempo de lectura 4 min.

09 de noviembre de 2015. 01:07h

Comentada
Juan Scaliter.  10/11/2015

En menos de cinco años hemos pasado de utilizar dispositivos accesorios, como receptores de GPS, a tener acceso a mapas muy precisos y actualizados en la palma de la mano y con un simple toque. Nos sirven para guiarnos en una ciudad, para encontrar el coche cuando lo «perdemos» en un parking público y hasta para localizar mascotas extraviadas.

Pero eso es sólo el comienzo. A medida que el GPS comience a comunicarse con nuestros dispositivos en el hogar, el trabajo o en la calle, seremos cada vez más dependientes de él. Aunque no sepamos que lo estamos utilizando.

El amigo

Adiós a esa voz sin personalidad que susurraba sílabas metálicas para hacernos dar vueltas eternas en una rotonda. La app Waze, con más de 50 millones de descargas, ha traído a España, de la mano de humoristas y actores, cuatro guías diferentes que aconsejan la mejor ruta con acento andaluz, catalán, gallego, madrileño y vasco. Es como tener Ocho Apellidos Catalanes en el GPS, sólo que las voces las reconoceremos con los ojos cerrados. Lamentablemente la opción no estará disponible hasta principios de 2016, cuando el acento más descargado sea el elegido de modo permanente. Esta tendencia es sólo una muestra de lo que se viene. El próximo paso será el reconocimiento de voz. Podremos seleccionar voces de diferentes actores y hasta la nuestra propia, con expresiones personales, para recorrer cualquier geografía. Y, por si fuera poco, será posible interactuar con el GPS: recibir consejos de conducción efectiva (si reduces 5 km/h la velocidad ahorrarás combustible), prevención (en cinco minutos tendrás un frente de tormenta) o mecánica: nuestros vehículos tienen sensores que podrían comunicarse con el GPS y advertirnos de posibles fallos.

Conectividad

Al igual que las apps de salud reconocen nuestras rutinas y acumulan nuestros datos, los GPS harán lo mismo. Y podrán anticiparse. Programados para seguir la misma ruta a la oficina, el GPS puede activarse con una o media hora de antelación para vigilar el tráfico y, de ser necesario, cambiar la hora de la alarma para que no lleguemos tarde. Y también será posible provocar una reacción en cadena. El GPS se conectará al coche y calentará los asientos, se vinculará a electrodomésticos inteligentes para preparar el café, hacer una lista de la compra, según lo que haga falta en la nevera y activar la lavadora para un ciclo extra. Todo sin que nosotros tengamos que gestionar ningún cambio. Y lo mismo cuando regresemos, si lo hacemos antes conectará la calefacción o el aire acondicionado dependiendo de la distancia al hogar, subirá automáticamente las persianas y enviará mensajes a la familia para comunicar que estamos de camino.

Compras

En este caso, tanto las tiendas como los clientes se verán beneficiados. Lo primero que se ha resuelto es la poca precisión que tiene el GPS en interiores. Para evitar esto, se recurre a las redes wifi locales que permiten señalar la ubicación con un margen de error de un metro. El sistema oscilaría entre GPS y wifi del mismo modo que cambia de wifi a 4G cuando no hay conexión. Para el cliente, la ventaja que tiene esto es que estaría comunicado directamente con los productos: la tienda tendría un mapa de ellos y se conectaría a nuestra lista de la compra para trazar el camino más efectivo. Para las tiendas sería útil ya que con esta tecnología determinarían el recorrido de las personas y cuáles son los productos que más provocan su atención y por qué.

Seguridad

La señal wifi es una conexión mutua entre una antena que registra nuestro teléfono, ordenador o tablet. Si en lugar de activar sólo una alarma cuando están robando una tienda, también se pusiera en funcionamiento un sistema que registre los móviles disponibles para conexión en ese momento, se podría rastrear a los cacos con relativa facilidad. El sistema es útil en la prevención de delitos ya que detectaría cuando un móvil ha pasado varios días por una misma tienda. A menos que hayan desconectado el wifi o bluetooth de sus teléfonos.Gracias a este sistema ya existen apps que actúan señalando nuestra localización en caso de emergencia. Y en breve se conectarán a los wearables para señalar nuestra posición y datos médicos, en caso de, por ejemplo, parada cardíaca. La ubicación de personal de auxilio también es rastreada con este sistema, que puede vincular a los diferentes miembros de un equipo para alertar al instante si hay algún problema.

Redes sociales

Una de las más invasivas, pero que ya funciona aunque no queramos admitirlo. El GPS está en contacto con nuestras redes sociales y nos podrá alertar si estamos cerca de un contacto, un evento y hasta si un amigo de un contacto mutuo está cerca. Puede sugerirnos sitios donde sacar fotos panorámicas o interesantes según la base de datos de la red y, en el lado positivo, avisar de una emergencia cercana, si tenemos algún conocimiento específico, por ejemplo médico.

Agricultura

Muchos agricultores trabajan ya con localizadores GPS que envían información de la fertilidad de una finca por zonas. Esto permite trazar un mapa de fertilidad que indique los sistemas más efectivos de cultivo, riego y uso de fertilizantes. De ese modo no se utiliza la misma cantidad de abono o idéntica semilla en dos sitios con cualidades diferentes. También puede controlar el goteo dependiendo del clima y hasta detectar y alertar de una invasión de insectos en un área determinada y aislarla con «cortafuegos» (pesticidas mezclados en el sistema de riego) y así no perder la cosecha.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs