MENÚ
sábado 22 septiembre 2018
17:26
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

¿Tiene previsto su mujer quedarse embarazada?

Los permisos maternales y paternales serán iguales e intransferibles. Cada progenitor tendrá 16 semanas cuando culmine la tramitación de la propuesta de Podemos que ayer inició el Congreso.

  • Manuel Mosquera y Cristina Carrillo, que han sido padres hace sólo unos días, celebraban ayer la noticia
    Manuel Mosquera y Cristina Carrillo, que han sido padres hace sólo unos días, celebraban ayer la noticia
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

27 de junio de 2018. 00:48h

Comentada
O. González/ M. Palacio.  Madrid. 27/6/2018

La pregunta está en gran parte de las entrevistas de trabajo a mujeres en edad media: «¿Tienes pensado quedarte embarazada?». Los empresarios no quieren contratar a mujeres que a corto-medio plazo vayan a darse de baja por maternidad. Y «razones» tienen porque según los últimos datos disponibles de la Seguridad Social, de los 62.832 permisos concedidos en el primer trimestre de 2018, en el 98,2% por ciento de los casos lo disfrutaron las madres, frente a los hombres que sólo lo solicitaron el 1,75 por ciento (1.099 casos) gracias a la cesión de la madre.

Pero esta situación va a dejar de darse, porque el Congreso dio ayer el primer paso para igualar los permisos de paternidad a los de maternidad hasta alcanzar las 16 semanas. Y lo que será más determinante: las bajas serán intransferibles y remuneradas al cien por cien. Un cambio con el que se espera que la pregunta discriminatoria en las entrevistas de trabajo se reparta por igual entre hombres y mujeres, ya que ambos sexos disfrutarán de la misma baja laboral por el nacimiento de un hijo.

«Creo que es una grandísima idea. Si sale adelante la propuesta, será más fácil compaginar el cuidado de los niños. Sobre todo al principio, que es lo más difícil», afirma Manuel Mosquera, que acaba de ser padre por segunda vez. Su mujer, Cristina Carrillo, confirma haber vivido en primera persona la discriminación laboral que sufren muchas mujeres en edad «fértil»: «Hace unos años me preguntaron en una entrevista de trabajo si pensaba quedarme embarazada. Por aquel entonces no tenía intención, pero hoy supongo que hubiera sido un problema haber dado a luz», recuerda ella. Ambos sí confían en que la nueva norma acabe en cierto modo con esta injusta pregunra. «Esa será la primera consecuencia positiva de la propuesta para las mujeres», añade ella, pero además Cristina señala otro punto a favor; y es que, dado que los permisos podrán cogerse de forma alternada durante el primer año de vida del bebé –exceptuando las dos primeras semanas– permitirá que los pequeños retrasen su matrícula en las guarderías: «Podrán pasar más tiempo con sus padres» y las familias podrán ahorrar.

La propuesta «igualitaria e intrasnferible» llegó ayer de la mano de Podemos mediante una proposición no de ley que recibió el respaldo unánime de todos los grupos y que ahora empezará a tramitarse. Un proceso en el que el texto podrá sufrir modificaciones pero que, de inicio, plantea que tanto la madre como el padre tengan el mismo permiso que posee en la actualidad la mujer (16 semanas) de forma intransferible y fraccionado en dos franjas iguales: dos semanas de permiso obligatorio y catorce de crianza, que podrán tomarse en los primeros doce meses, lo que permitirá, para los padres que así lo decidan, que sus hijos podrán tener a uno de sus progenitores cuidándoles durante, al menos, 30 semanas.

Según los cálculos realizados por el anterior Gobierno, el coste de igualar las bajas por nacimiento, adopción o acogida será de 3.637 millones de euros. Y es que, en la actualidad, la ley obliga a la madre a tomarse las seis primeras semanas de permiso y, de forma voluntaria, las diez siguientes; mientras, que los padres tienen un permiso voluntario e intransferible de únicamente cuatro semanas desde el día de nacimiento y sólo pueden disfrutar de más semanas si se las cede la madre. Se debe señalar que en los Presupuestos de 2018 está contemplada la ampliación a cinco semanas para el padre, tal y como pactaron PP y Cs.

No obstante, aunque ayer, la propuesta fue admitida por unanimidad en el Parlamento, lo cierto es que hay expertos que no creen que el texto de Podemos sea el más adecuado. El pediatra, Carlos González, introduce una visión más «europeista»: «El permiso de maternidad en España es de los más cortos de Europa. En los países más avanzados hay más de año y medio de permiso. Y después otras ayudas: aquí, un permiso sin sueldo es “sin sueldo”, mientras en otros países se recibe una prestación mínima. Tener unas birriosas 16 semanas para la madre, y pretender darle lo mismo también al padre, me parece simplemente insultante. Si fuera dos años de permiso para cada uno, vale, permisos iguales. Pero a los cuatro meses, para un bebé no es lo mismo estar con su madre que con su padre», sostiene González.

No obstante, el texto de Podemos sufrirá, con toda probabilidad, modificaciones en su trámite parlamentario, ya que los grupos han presentado en el último tiempo propuestas que ahora intentarán incluir en la norma definitiva. Ciudadanos, que ayer reclamó otras medidas «necesarias» para conseguir la conciliación, como incentivos a empresas que tengan medidas en esta materia o estímulos para la contratación de hombres y mujeres en edad de tener hijos, ente otras, proponía hasta ahora un permiso de ocho semanas obligatorias, de las cuales, las cuatro primeras serían obligatorias y simultáneas para padre y madre, pero las cuatro segundas podrían cogerse de forma alternada. A éstas se les podrían sumar otras diez semanas a escoger entre uno de los dos.

El modelo socialista plantea que ambos progenitores tengan seis semanas obligatorias (dos más que en la actualidad) y otras diez semanas para cada uno, intransferibles, que puedan coger de forma alterna durante el primer año. En esta propuesta además los padres pueden «ganar» una semana extra si cogen toda la baja.

La baja maternal: una cuestión biológica

Para el psiquiatra, ginecólogo y psicoterapeuta Familiar, Alfonso Gil «los padres necesitamos más semanas de baja, pero no debería ser a expensas de que no se incremente la baja de las madres. Es más necesario que las mamás y los bebés dispongan de más tiempo para estar en contacto porque esta es una necesidad biológica que debería incrementarse lo máximo posible (como mínimo nueve meses).

Los permisos en el resto del mundo

Francia: Diez días para él y 16 semanas para ella

Los padres tienen diez días de descanso que se amplían a 18 si nacen gemelos y hasta cuatro meses en caso de hospitalización o muerte de la madre. Para ellas, la baja prenatal es de seis semanas y la postnatal de diez.

Reino Unido: Uno de los países más desiguales

Las mujeres se pueden tomar 182 días de permiso, un periodo que se puede prorrogar otros 182. Es decir, un año entero. Por contra, ellos solo tienen derecho a ausentarse cinco días de su puesto de trabajo.

Noruega: Los nórdicos, ejemplo a seguir

Los padres tienen permitido coger una baja que se alargue hasta 112 días. Aunque es uno de los más altos, las mujeres noruegas lo superan con creces: pueden disfrutar de 322 días con el cien por cien del sueldo.

Austria: Más días de permiso para los padres

Después de ser padres, los hombres pueden pasar hasta tres años sin poner el pie en su lugar de trabajo, aunque por ello sufren una rebaja en el salario. Ellas tienen reconocido un permiso de 112 días.

Estados Unidos: 84 días, pero sin sueldo

Aunque algunos estados son la excepción, por norma general ni los hombres ni las mujeres pueden disfrutar de días de permiso remunerados para ocuparse del cuidado de sus hijos. Sin sueldo, ellas pueden ausentarse 84.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs