MENÚ
martes 23 julio 2019
22:31
Actualizado

Un estudio revela el motivo por el que cuidamos a los perros

Los músculos del párpado producen lo que se conoce como “ojos de cachorro” que generan un sentimiento de protección hacía ellos

  • Cachorros jugando
    Cachorros jugando /

    Reuters

Tiempo de lectura 2 min.

19 de junio de 2019. 14:57h

Comentada
Rocío Arranz .  18/6/2019

ETIQUETAS

Varios científicos de la Universidad de Portsmouth han llevado a cabo un estudio que demuestra que los perros han creado durante la domesticación lo que conocemos como “ojos de cachorro” que producen en los humanos un sentimiento de protección.

La anatomista principal del estudio, la profesora Anne Burrows explicó que para comprobar si se trataba de un resultado de la evolución compararon la anatomía facial del perro con su pariente vivo más cercano, el lobo, y comprobaron que en ese animal no existe el músculo que les provocan unos “ojos tristes”. Tal y como demuestra el estudio, este movimiento de cejas hace que los ojos de los perros parezcan más grandes y se asemejen a los de un niño por lo que genera un deseo hacia ellos.

El Dr. Kaminski, participante en la investigación ha declarado que: “Cuando los perros hacen el movimiento, parece provocar un fuerte deseo en los humanos de cuidarlos. Esto daría a los perros una ventaja en la selección durante la domesticación”.

Adam Hartstone-Rose, otro de los anatomistas participantes en el estudio, ha declarado que “es realmente sorprendente que estas simples diferencias en la expresión facial hayan ayudado a definir la relación entre los perros primitivos y los humanos

Últimas noticias