MENÚ
jueves 20 septiembre 2018
18:21
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Un par de árboles por un par de zapatillas

  • Marta Llaquet, fundadora y CEO de “Wado” / Fotos: Alejandro Olea
    Marta Llaquet, fundadora y CEO de “Wado” / Fotos: Alejandro Olea
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

01 de junio de 2018. 19:00h

Comentada
O. González.  Madrid. 1/6/2018

La moda y la sostenibilidad no van siempre de la mano. La sobreproducción y el uso de productos químicos que van en contra del bienestar del medio ambiente no le hacen ningún favor al planeta. Pero los que persiguen un consumo responsable tienen alternativas y están en los pequeños emprendedores. Una de ellas es “Wado”, una marca de zapatillas deportivas que ha adquirido como compromiso plantar dos árboles en una zona del noreste de la India, uno de los puntos con más deforestación de la Tierra, por cada par de calzado vendido. Una de sus fundadoras y actual CEO, Marta Llaquet, explica que encontró la inspiración en marcas que llevan a cabo iniciativas similares y que producen en Estados Unidos y Canadá. Ella se propuso hacerlo con zapatillas.

“Desarrollamos treinta prototipos y después de seis meses de trabajo dimos con el modelo que nos convencía”, recuerda. “Wado” se empezó a financiar gracias al crowfunding, y en apenas un mes (entre el 1 y el 31 de marzo) logró recaudar más de 360.000 euros, lo necesario para poder financiar la producción de los primeros siete mil pares. “En un principio sacamos al mercado cinco colores: verde, azul, granate, blanco y negro, pero nos prometimos que si lográbamos 25.000 euros produciríamos uno nuevo”, indica Llaquet. Los nuevos compradores ya pueden hacerse con unas “Wado” en beige. El modelo 89 tiene un aire retro que queda a la vista en su color de base: el blanco roto.

Marta Llaquet, fundadora y CEO de “Wado”

Además de apostar por preservar el ecosistema, los propietarios de “Wado” también han roto una lanza a favor de los pequeños productores artesanales. Las zapatillas se fabrican con esmero en un taller portugués, en concreto en Oporto, en un espacio en el que el cromo no tiene lugar: “Fomentamos la industria local, reducimos el impacto en el transporte y evitamos los efectos negativos de este producto en los “shoemakers” y en el medio ambiente”, reza su página web.

El proceso de compra también es peculiar. “Digamos que pedimos dinero a cambio de una promesa”, subraya Llaquet. Y es que cuando el comprador encarga su par de zapatillas estas aún no se han fabricado. “Ahora es cuando estamos empezando a enviar los encargos del primer lote de producción, que fueron siete mil pares”, añade. Los que están adquiriendo ahora las zapatillas recibirán el paquete en casa en el mes de septiembre. Esta segunda tirada es de diez mil unidades y los propietarios de “Wado” esperan que alcance para tener excedentes y abrir la tienda online.

Al igual que otras marcas con la misma filosofía, “Wado” firmó un acuerdo con la ONG WeForest, una organización que tiene como propósito acabar con la deforestación en las zonas más castigadas del planeta. Por el momento tiene proyectos en India, Brasil, Tanzania, Zambia y Etiopía. “Ya hemos plantado 14.000 árboles en Khasi Hills”, presume Llaquet. Y en el horizonte ya divisan otros 20.000.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs