Un recién nacido sobrevive a una caída desde un quinto piso

Un bebé con escasas horas de vida la logrado sobrevivir a una brutal caída desde un quinto piso, a una altura de más de 10 metros. Los hechos ocurrieron en la localidad china de Dongguan, en el sur del país, cuando una adolescente de 15 años lanzó a su hijo por la ventana poco después de dar a luz en el baño de su casa el pasado 14 de octubre. La joven se quedó embarazada de su novio, de 19 años, con el que vivía en el piso. Antes de intentar matar a su primogénito, se lavó las manos y las de su bebé pero momentos después, al haber dado a luz sola le dio un ataque de pánico y lanzó al neonato por la ventana. Cuando llegó la Policía e interrogó a la joven, ésta declaró que su pareja no se había comportado de una manera muy fría y que le había dicho que no quería quedarse con el niño. "Me volví loca y lo tiré", declaró. La joven había pedido ayuda para abortar, pero le fue negada porque las autoridades consideraron que era muy joven. Ahora, está bajo la tutela de un trabajador social a la espera de que se la juzgue por intento de asesinato. Su novio no ha sido localizado y se encuentra en busca y captura, informa "DailyMail".

El propietario del edificio estaba aparcando su motocicleta cerca de donde cayó el bebé y, alertado por los llantos del niño, acudió hacia él. Lo encontró desnudo, cubierto de sangre, en medio de un montón de basura y con un pedazo del cordón umbilical cerca. De inmediato llamó a la Policía y el niño fue trasladado de urgencia al hospital, donde los médicos afirmaron que era aun milagro que hubiera sobrevivido a una caída de 10 metros. El bebé sufrió fracutras en el húmero del brazo izquierdo, tenía un fuerte golpe en la cabeza y algunos rasguños en la cara, pero se encuentra estable y fuera de peligro.