Una aplicación móvil para denunciar el ciberacoso

Los menores podrán denunciar de forma anónima un contenido ilegal que hayan encontrado en Internet o pedir ayuda ante situaciones de acoso a través de la aplicación para móviles Protégete. El uso del teléfono móvil entre los niños de 11 años es mayoritario y cada día se están incorporando nuevos usuarios de 9 y 10 años, lo que eleva el riesgo a que puedan convertirse en víctimas de cualquier tipo de acoso en la red, destacan desde la asociación Protégeles.

La aplicación, desarrollada por el Centro de Seguridad para los Menores en Internet Protégeles.com, es gratuita y al instalarla y utilizarla pone a los menores directamente en contacto con los abogados, psicólogos y expertos en seguridad de esta organización. Los menores han sido los protagonistas de la presentación de la App, que ha contado con la colaboración de las principales operadoras (Telefónica, Vodafone, Orange y Yoigo) para poner a disposición de sus usuarios una misma aplicación.

Con tres sencillos botones, los niños pueden denunciar usurpaciones de identidad en redes sociales, acoso sexual y otras situaciones conflictivas en las que puedan encontrarse. Además, pueden comprobar el nivel de conocimientos básicos que tienen sobre seguridad y uso responsable de Internet y las tecnologías de información, ya que la aplicación dispone de un test autoevaluable que formula preguntas a los menores y va corrigiendo sus respuestas. "Es tan importante ser capaz de reaccionar al convertirse en víctima de una situación conflictiva, como ser consciente de la propia responsabilidad si uno mismo es el causante del problema", explica Protégeles.

Los menores que han intervenido en la presentación de la aplicación han valorado que sea gratuita, intuitiva y que no pida datos personales, ni acceda a los contactos o fotos que tienen en su móvil. El estudio "Menores de Edad y Conectividad Móvil en España", realizado por esta asociación, señaló que el 5,4 por ciento de los niños de entre 11 y 14 años había sido víctima de algún tipo de acoso a través del teléfono móvil y se eleva al 8,4 por ciento entre los 13 y 14 años. Además, uno de cada diez adolescentes ha recibido imágenes de contenido sexual y mensajes o llamadas de desconocidos.