Una mujer reclama a su ex marido el riñón que le donó

Samantha y Andy rompieron su relación en 2012
Samantha y Andy rompieron su relación en 2012

Andy Lamb sufría de insuficiencia renal y se mantenía con vida mediante la diálisis a la espera de un donante. El amor llevó a su esposa Samantha, de 41 años, a ofrecerle uno de los suyos. La donación no fue sencilla porque la mujer se vio obligada a someterse a un estricto régimen de adelgazamiento para asegurarse de que estuviera sana en el momento de la intervención. De hecho, en octubre de 2009, momento en el que se produjo la operación, Samantha había perdido casi 20 kilos, informa "DailyMail". Esta prueba de amor llamó la atención de la cadena pública BBC, que emitió un reportaje para que los británicos conocieran su historia. Sin embargo, el amor se acabó y Lamb abandonó a su esposa en agosto de 2012. Samantha sospechaba que tenía un romance a pesar de las constantes negativas de su ex pareja. Andy hizo la maleta y se marchó de casa una noche en la que Samantha estaba trabajando. Después de cargar la televisión y el equipo de música en el coche, le dejó las llaves en el buzón. No le dio ninguna explicación y tampoco le dejó ninguna nota. De esta forma se ponía fina a nueve años de relación en el condado de Devon, seis de ellos como matrimonio

Samantha declaró al "Sunday"que me gustaría que me devolviera el riñón, no quiero que lo tenga él". Andy, por su parte, explicó que él no era partidario de que ella fuese la donante porque suponía un gran riesgo. Pero ella insistió y estaré toda la vida en deuda con ella". Sin embargo, agregó, "la relación no estaba funcionando, teníamos bastantes problemas y nunca me llevé bien con su familia". Samantha quiere seguir adelante, pero cada vez que se ve la cicatriz se acuerda de la ruptura. En cambio, le queda el consuelo de que su marido siempre va a recordar de dónde procede su riñón.