Una transexual, obligada a cumplir condena en una cárcel de hombres

Detrás de la imagen sensual de Tara Hudson, de 26 años, se enconde todo un historial delictivo, que le ha llevado a la cárcel. Sin embargo, en lugar de cumplir condena en un centro para mujeres, está encerrada en una cárcel para hombres de Bristol. Hudson nació con el nombre de Aaron, pero ha vivido como mujer durante toda su vida adulta, después de pasar un largo proceso de cirugías a lo largo de seis años. Después de completar su transformación, le faltaba un mero trámite: cambiar su DNI. Ahí se complicó todo. Tara se declaró culpable de robo con lesiones hace unas semanas y fue condenada a 12 semanas de prisión, por lo que fue derivada a la cárcel de Bristol, donde convive con 600 hombres. Desde su llegada no ha parado de sufrir el acoso de sus compañeros de prisión y presentó una apelación para ser trasladada a otro centro. Sin embargo, y en contra de toda lógica, tres jueces le han denegado la petición.

Según explicó su abogado, Nicholas Wragg, su cliente ha vivido durante este tiempo aislada del resto de presos y pasa 23 horas al día en su celda. Además, indicó que su estado mental no es bueno y que vive un auténtico infierno desde que fue encarcelada.

El tribunal escuchó cómo Hudson había dado una paliza al duelo de un bar que se negó a venderle alcohol y le había provocado lesiones severas en la boca que han requerido cirugía dental. Además, repasaron los antecedentes de la mujer y comprobaron que tenía ocho condenas anteriores. Por ello, al considerar que tiene un historial preocupante y que había villado una lobertad condicional que le fue concedida hace tres semanas, los tres magistrados decidieron denegar su petición"

La madre de Tara, Jackie Brooklyn se mostró indignada por la decisión y dijo que está bastante preocupada por su integridad, pues teme que abusen física y sexualmente de ella. A esto se suma Amnistía Internacional ha alertado de que las mujeres transgénero colocados en cárceles con hombres enfrentan un “mayor riesgo de abuso”.

Una portavoz de la cárcel dijo que el lugar en que se encarcela a las personas se determina "en función de su género legalmente reconocido"y el DNI de Tara sigue indicando que se trata de un varón llamado Aaron.

De forma paralela, se ha abierto una petición on line para que sea trasladada a otro centro y ya ha recibido el apoyo de cerca de 150.000 personas

Una petición en línea para obtener que se saque a una mujer transexual de una cárcel donde sólo hay hombres había recogido más de 100.000 firmas este jueves. La petición indica que hay entre 20 y 30 transexuales en las cárceles británicas que corren serios riesgos de sufrir abusos