La desaparición de Madeleine McCann, ¿más cerca de resolverse?

La policía ha identificado a un ciudadano alemán, de 43 años, que estaba en prisión por crímenes sexuales, incluidos abusos a menores, y que estaba en la zona en 2007, cuando desapareció la pequeña

El ciudadano alemán actualmente en prisión que la fiscalía alemana de Braunschweig (centro del país) investiga como sospechoso del asesinato de la niña británica Madeleine McCann fue condenado en varias ocasiones por crímenes sexuales, incluidos abusos a menores, según la Oficina Federal de la Policía Criminal (BKA).

En la actualidad el individuo, de 43 años, está cumpliendo una condena de larga duración por un delito no relacionado con ese caso, precisó la BKA tras difundirse en el Reino Unido la apertura de investigación, resultado de la cooperación de policías alemana, británica y portuguesa.

La policía dijo que el sospechoso, descrito como un hombre blanco con el pelo corto y rubio y una complexión delgada, estaba vinculado a una autocaravana VW T3 Westfalia con la parte superior de la carrocería blanca y la inferior amarilla, registrada en Portugal y fotografiada en el Algarve en 2007 y se creía que estaba en el área del resort en los días anteriores y posteriores al 3 de mayo de ese año. La investigación, le sitúa en el lugar de los hechos “con una probabilidad rayana en la certeza” por una llamada telefónica realizada desde un número móvil portugués a una persona desconocida.

Se sabe que el sospechoso estuvo en Praia da Luz y sus alrededores, en la zona de la costa del Algarve, cuando Madeleine desapareció el 3 de mayo de 2007 mientras estaba de vacaciones con sus padres, Kate y Gerry McCann, y sus hermanos Sean y Amelie.

Según informa la policía en su página web, se hizo una llamada telefónica de media hora a su teléfono móvil portugués alrededor de una hora antes de que se cree que desapareció la pequeña británica.

Scotland Yard dijo que conducía el vehículo en el área de Praia da Luz en los días previos a la desaparición de Madeleine y se cree que había estado viviendo allí durante días o semanas antes y después del 3 de mayo.

También ha sido vinculado con un vehículo Jaguar modelo XJR6, de 1993, con matrícula alemana, que fue visto también en la localidad de Praia da Luz y sus alrededores en 2006 y 2007.

El día después de la desaparición de Madeleine, el sospechoso volvió a registrar el automóvil en Alemania bajo el nombre de otra persona, aunque se cree que el vehículo todavía estaba en Portugal. Ambos vehículos han sido incautados por la policía alemana, según los medios británicos.

Scotland Yard ha lanzado una apelación conjunta ‘importante’ con la Oficina Federal de Policía Criminal de Alemania (BKA) y la Policía Judicial Portuguesa (PJ), poco más de 13 años después de su desaparición.

El caso de McCann, que desapareció poco antes de su cuarto cumpleaños, ha intrigado a Gran Bretaña durante años. Sus padres dicen que Madeleine desapareció después de haberla dejado a ella y a sus hermanos gemelos durmiendo en su complejo vacacional mientras cenaban con amigos en un restaurante cercano.

Una investigación realizada por la policía británica ha identificado a más de 600 personas como potencialmente relevantes. Los oficiales fueron informados sobre el sospechoso alemán después de una apelación de 2017, 10 años después de que la niña desapareció.

Christian Hoppe, de la Oficina Federal de Policía Criminal de Alemania, dijo a la emisora pública alemana ZDF que el sospechoso, ciudadano alemán, está actualmente encarcelado en Alemania por un delito sexual. En el momento de la desaparición de Madeleine tenía 30 años. Pasó numerosos años en Portugal y tiene dos condenas anteriores por “contacto sexual con niñas”.

Hoppe dijo que la policía alemana no descarta un motivo sexual. Dijeron que pudo haber entrado en el apartamento de vacaciones y luego cometió el secuestro espontáneamente.

La policía de Gran Bretaña, Alemania y Portugal lanzó una nueva solicitud conjunta de información sobre el caso el miércoles.

La policía alemana está tratando la desaparición de Madeleine como una investigación de asesinato, pero la Policía Metropolitana de Gran Bretaña siempre ha considerado el caso como una investigación de personas desaparecidas.

Los detectives, según informa la Policía Metropolitana británica, también están pidiendo información sobre dos números de teléfono móvil, uno de los cuales se cree que fue utilizado por el sospechoso el día de la desaparición de Madeleine. El primer número es +351912730680.

Extensas investigaciones han llevado a los investigadores a creer que el sospechoso estaba usando este número y recibió una llamada, comenzando a las 7.32pm y terminando a las 8.02pm el 3 de mayo de 2007. Esta llamada se recibió en el área de Praia da Luz.

El segundo número de teléfono móvil es +351 916 510 683. Este número es el número de teléfono que realizó esta llamada.

Los investigadores creen que la persona que hizo esta llamada es un testigo muy significativo y les está pidiendo que se pongan en contacto.

Hay una recompensa de 20.000 libras por cualquier información que conduzca a la condena de la persona o personas responsables de la desaparición de Madeleine McCann, según ha dicho el inspector jefe de detectives Mark Cranwell, quien dirige la Operación Grange

“Han pasado más de 13 años desde que Madeleine desapareció y ninguno de nosotros podemos imaginar cómo debe ser para su familia, sin saber qué pasó o dónde está.“ Después del décimo aniversario, el Met recibió información sobre un hombre alemán que se sabía que había estado en Praia da Luz y sus alrededores.

“Hemos estado trabajando con colegas en Alemania y Portugal y este hombre es sospechoso de la desaparición de Madeleine.El Met realizó una serie de consultas y en noviembre de 2017 se comprometió con el BKA que acordó trabajar con el Met. Desde entonces, tanto el Met, el BKA como la Policia Judicial han realizado una gran cantidad de trabajo. Si bien este hombre es sospechoso, mantenemos una mente abierta en cuanto a su participación y esto sigue siendo una investigación de persona desaparecida. Nuestro trabajo como detectives es seguir la evidencia, mantener una mente abierta y establecer lo que sucedió ese día en mayo de 2007″, ha dicho.

El subcomisionado adjunto Stuart Cundy dijo que “la desaparición de Madeleine ha despertado un gran interés internacional. Hacemos un llamamiento al público para que nos ayude a establecer lo que sucedió. Vamos a hacer todo lo posible para establecer lo que sucedió y encontrar a Madeleine".

En mayo de 2019, medios locales portugueses informaron de que un ciudadano alemán, condenado por el asesinato de tres niños y descartado como sospechoso por Scotland Yard en 2011, estaba siendo investigado en relación con el “caso Madeleine”.

Kate y Gerry McCann, los padres de la pequeña, dijeron que “damos la bienvenida a la apelación de hoy sobre la desaparición de nuestra hija, Madeleine. Nos gustaría agradecer a las fuerzas policiales involucradas por sus continuos esfuerzos en su búsqueda. Todo lo que siempre hemos querido es encontrarla, descubrir la verdad y llevar a los responsables ante la justicia. Nunca renunciaremos a la esperanza de encontrarla con vida, pero sea cual sea el resultado, debemos saberlo, ya que necesitamos encontrar la paz. No haremos más comentarios hoy".