Muere un niño de dos años después de que dos perros le arrancaran los genitales

La tragedia ocurrió en Ucrania, durante el cumpleaños del joven

Lo que pudo ser una alegre celebración finalmente se convirtió en una desagradable tragedia. Yegor, un niño de dos años, ha muerto en el Hospital Infantil Regional de Dnipro (Ucrania) diez días después de que dos perros le arrancaran los genitales durante su fiesta de cumpleaños. El accidente ocurrió el pasado 18 de septiembre en la pequeña ciudad de Selydove, al este del país.

La investigación indica que el joven se encontraba en el patio cuando los dos pastores alemanes que custodiaban la casa se escaparon y se lanzaron contra él. Durante el ataque, los perros le arrancaron los genitales, el ano y le desgarraron la arteria femoral de la pierna izquierda, según informan medios locales. Cuando los padres se dieron cuenta de la ausencia del niño, salieron en su búsqueda, pero ya era demasiado tarde y tuvo que se trasladado urgentemente en un helicóptero militar al hospital. Los médicos tardaron cinco horas en restaurar los tejidos y órganos dañados por el ataque, pero, tras diez días en estado crítico, conectado a un ventilador y en diálisis renal, el pequeño falleció después de que los médicos informaran de una leve mejoría de su estado.

La investigación indica que los perros lograron escapar de su recinto porque el padre de Yegor no cerró la puerta correctamente, por lo que la policía ha iniciado un procedimiento penal contra los padres por incumplimiento de los deberes paternos. Los progenitores se enfrentan hasta tres años de prisión.