La Guardia Civil ayuda a un pastor a recuperar sus ovejas que resbalaron por una ladera

No podían salir debido a la fuerte corriente del río.

Agentes de la Guardia Civil han ayudado a un pastor a recuperar varias ovejas que habían quedado atrapadas junto a la presa de Izas, en el municipio pirenaico de Canfranc (Huesca), en un punto del que no podían salir debido al fuerte caudal del río que les separaba de su cuidador.

Según informa el Instituto Armado, la voz de alerta fue dada sobre las 18.00 horas del pasado domingo por el propio pastor, que informó a los agentes de que varias de las ovejas que cuidaba habían resbalado por una ladera y estaban atrapadas en el borde del nivel del agua de la presa.

Debido a la fuerte corriente del río, a la proximidad de la noche y al hecho de que el pastor manifestó que los animales podían permanecer en dicho lugar sin peligro, los agentes optaron por esperar al día siguiente y planificar la evacuación de las reses.

Las fuentes citadas señalan que en cuanto las necesidades del servicio lo permitieron, efectivos del puesto de Canfranc y especialistas en rescate en montaña del Cuerpo se desplazaron hasta la presa y optaron por pedir a la empresa encargada de la gestión de este salto hidroeléctrico que bajara el nivel del agua en la zona.

Mientras descendía el caudal, los especialistas establecieron un sistema de tirolinas para acceder hasta la zona donde se encontraban las ovejas, seis vivas y una muerta.

Al bajar el nivel del agua, los agentes consiguieron sacar a una de las ovejas vivas hasta la otra orilla, lo que impulsó a las otras a salir detrás por ellas mismas